Nutrición adecuada durante la lactancia

¿Cuánto tienes que comer? ¿Qué tienes que evitar? ¿Cómo puede tu alimentación afectar a tu bebé? Consejos para una nutrición adecuada durante la lactancia.

Más calorías durante la lactancia. Es posible que se necesite consumir aproximadamente entre 330 y 400 calorías adicionales por día. Para obtenerlas, hay que preferir alimentos ricos en nutrientes, por ejemplo: rebanada de pan integral con una cucharada (unos 16 gramos) de mantequilla de maní, un plátano o una manzana de tamaño mediano y 8 onzas (unos 227 gramos) de yogur.

Alimentos indispensables durante la lactancia. Aquellos ricos en proteínas: carne magra, huevos, lácteos, frijoles, lentejas y mariscos con bajo contenido de mercurio. Cereales integrales, frutas y verduras. Es recomendable variar durante la lactancia, ya que así el sabor de tu leche materna cambiará y, de esa manera, tu bebé se expondrá a sabores distintos, lo que ayuda a aceptar con mayor facilidad los alimentos sólidos más adelante.

Líquido necesario durante la lactancia. Es necesario consumirlos con frecuencia, preferentemente antes de tener sed, y beber más cantidad si la orina tiene un color amarillo oscuro. No se recomiendan jugos ni bebidas azucaradas, consumir demasiada cantidad de azúcar contribuye al aumento de peso.

Alimentos y bebidas prohibidos o de cuidado:

Alcohol. No hay un nivel de alcohol en la leche materna que se pueda considerar seguro para el bebé. Si consumes alcohol, evita amamantar hasta que este se elimine completamente de la leche materna. Según tu peso corporal, ese proceso de eliminación suele llevar entre 2 y 3 horas para 12 onzas (355 mililitros) de cerveza con un contenido de alcohol del 5 por ciento; 5 onzas (148 mililitros) de vino con un contenido de alcohol del 11 por ciento o 1.5 onzas (44 mililitros) de licor, con un contenido de alcohol del 40 por ciento. Usar un sacaleche para extraer la leche y luego desecharla no acelera la eliminación del alcohol.

Cafeína. No consumir más de 2 o 3 tazas diarias de bebidas con cafeína. Esa cantidad equivale a unas 16 a 24 onzas (de 470 a 710 mililitros). La cafeína en la leche materna puede inquietar al bebé o alterar su sueño.

Pescado. Los mariscos pueden ser una excelente fuente de proteína y ácidos grasos omega-3, pero la mayoría de ellos contiene mercurio y otros contaminantes. La exposición a cantidades excesivas de mercurio a través de la leche materna puede representar un riesgo para el sistema nervioso en formación de un lactante. Evita los mariscos con alto contenido de mercurio, entre ellos, el pez espada, la caballa real y el blanquillo. Si comes pescados de aguas locales, presta atención a las advertencias respecto a tu área o limítate a consumir hasta 6 onzas (170 gramos) por semana; no consumas otros pescados esa semana.

Fuente  Mayo Clinic; Red Informativa de Mayo Clinic