Beber sidra es tendencia

¿Por qué no decirlo? Hoy se puede declarar que beber Sidra es tendencia. Este año algunos de los más conocidos bares de la capital, y de la zona centro norte del país, han sido cómplices en instalar la costumbre de beber sidra en Chile. Outcider: la sidra nacional, de gran calidad y 100% natural, se ha abierto paso y se encuentra compitiendo en el mercado en la categoría de cervezas y espumantes, pretendiendo conquistar los más importantes eventos del país este verano.

¿Qué es Outcider?

Sidra nacional, producida a base de manzanas de campo y endulzada con fibras naturales, sin azúcar añadida, baja en calorías, libre de gluten y muy versátil. “Sus 6,5º de alcohol permiten crear cócteles y ser protagonista de las reuniones al aire libre, terrazas, brunch, sunsets, picoteos, etc. Cualquier instancia, en donde el calor requiera de un trago liviano y rico para amenizar la tarde, es un escenario ideal para Outcider”, comenta Franco Alvano, gerente general de Outcider.

Sus creadores, Juan Carlos Selman y Francisco Felgueras conocieron la sidra fuera del país y al volver decidieron comenzar a producirla de manera  artesanal, con manzanas de Puertecillo, VI Región. Ensayo y error,  experimentaron durante dos años recogiendo opiniones de los amigos, hasta encontrar la fórmula perfecta, que hoy les ha permitido conquistar a un público importante, considerando aún nuevas mejoras para la próxima producción. “Hoy vamos por la cuarta producción. En esta oportunidad, escogimos la tierra fértil de Requinoa, sexta región, para generar una producción con un nuevo tipo de manzana y que -de manera inédita en nuestra historia- viene en formato de botella y barril”, destaca Alvano.

Hoy está disponible en bares y restaurantes como Jardin Mallinkrodt, Taringa, Krossbar, Loom bar y Daniels Bakery; y en regiones en el Taringuita de Puertecillo, El Secreto de Pichilemu y el Espíritu Santo de Valparaíso.“Estamos en plena etapa de conquista, mostrando nuestros productos de excelente calidad en distintos eventos masivos de la capital y otros lugares del país. Durante el verano, recorreremos diferentes playas, sorprendiendo con activaciones y abriendo nuevos canales de distribución; en Viña, Pucón y La Serena”, concluye Alvano.

Agrega el Sommelier:

Vista. La sidra presenta una buena corona de burbujas que muestra el proceso manual de la sidra, ya que se adhiere a la pared de la copa y permanece un momento en la superficie. Posee una tonalidad amarilla dorada, similar a la del chardonnay y evolucionada sin presentar sedimentos; de hecho se puede observar el crecimiento de la burbuja desde el fondo.

Nariz. No presenta un alto impacto aromático en un inicio (esto debe ser por el filtrado), donde sí se sienten las notas a manzana verde madura y flores blancas. Con el paso del tiempo se puede apreciar una segunda capa aromática más cargada a las frutas tropicales.

Boca. En un inicio tenemos una buena efervescencia y a medida que pasa el tiempo obtenemos una burbuja bastante sutil y fina que se mantiene durante el lapsus en que uno alcanza a beber la botella. Casi no presenta astringencia ni amargor en retro gusto, inclusive presenta un aftertaste bastante cítrico. Es una bebida muy bien balanceada entre frutosidad y acidez, haciéndola bastante fácil de beber.

 

Facebook Comments