Ya estamos en primavera, estación del año que invita a pasear y reencontrarse con la naturaleza: este año parece más valioso que nunca; luego de vivir tiempos con muchas restricciones de desplazamiento y con cantidad suficiente de horas de pantallas, correo electrónico y redes sociales… la invitación es a salir y disfrutar del outdoor. Anímate y sal a caminar por algún cerro, pues, el senderismo y el ejercicio al aire libre son muy beneficiosos para la salud.

“Desconectarse de la tecnología y reconectarse con la naturaleza le da a nuestro cerebro una recarga muy necesaria”, señala el doctor David Heber, presidente del Instituto de Nutrición de Herbalife Nutrition y profesor emérito de Medicina y Salud Pública de la Universidad de California (UCLA).

De hecho, el profesional aconseja practicar senderismo, especialmente si vivimos en una zona urbana, “ya que diversos estudios muestran que existen beneficios reales para la salud general al salir a caminar”, explica el profesional.

Cuatro beneficios para tu salud al realizar caminatas por la naturaleza:

1. Desarrollo de la densidad ósea: El senderismo es un ejercicio de soporte de peso, lo que quiere decir que tus huesos y músculos trabajan más contra la gravedad. Esto ayuda a tu cuerpo a construir o desarrollar la densidad ósea, sumamente importante al envejecer, ya que esta disminuye aproximadamente en un 1% cada año, después de los 40. Salir a caminar podría tener un impacto positivo y ayudar a reducir esta pérdida. Como una ventaja adicional, el senderismo al aire libre te brinda una dosis de vitamina D, gracias a la exposición solar, esencial para la absorción de calcio y muy necesaria para la salud ósea.

2. Mejora la calidad del sueño: Una larga caminata en medio de la naturaleza no inspira solo una siesta de recuperación posterior a ella, sino que estudios recientes sugieren que puede mejorar la calidad general del sueño. En un estudio publicado en el 2017 en la revista científica “Current Biology”, Kenneth Wright, investigador de la Universidad de Colorado en Boulder, midió los ciclos del sueño de varios sujetos antes y después de un viaje de fin de semana para acampar. Durante el viaje, cuando los sujetos eran expuestos solo a la luz natural (nada de aparatos electrónicos), sus niveles de melatonina aumentaban y sus relojes internos se adelantaron. El estudio sugiere que estar al aire libre nos ayuda a adoptar un ciclo natural de sueño.

3. Mejora el estado de felicidad: El ejercicio físico promueve la liberación de endorfinas, un químico del cerebro que desencadena emociones positivas. El senderismo, sin embargo, puede mejorar nuestro estado de ánimo aún más que una caminata por la ciudad. Gregory Bartman, investigador de la Universidad de Stanford, asignó a 60 personas una caminata de 50 minutos por el bosque y a otro grupo, una caminata por calles pavimentadas. Los resultados demostraron que quienes caminaron en medio de la naturaleza experimentaron menos ansiedad y lamentos, así como mayores emociones positivas, que aquellos que caminaron por calles pavimentadas.

¿Quieres añadir un poco más de felicidad? Haz senderismo con uno o dos amigos, “la interacción social, especialmente con personas con quienes tienes un vínculo estrecho, es un ingrediente importante para la felicidad y el bienestar”, dice el doctor Heber.

4. Combate la depresión: La vitamina D proveniente de la luz solar y que es tan esencial para la salud ósea, también combate la depresión. De acuerdo con una revisión crítica de 61 estudios, parece haber una correlación entre la depresión y la deficiencia de vitamina D. Aquellos con los niveles más bajos de vitamina D, tenían también un mayor riesgo de padecer depresión, y quienes estaban deprimidos tenían niveles muy bajos de vitamina D. Los participantes experimentaron mejoras significativas en los síntomas de la depresión después de recibir tratamiento para la deficiencia de vitamina D.

“Hacer senderismo en la naturaleza de forma regular fortalece el corazón, los pulmones y los músculos, así como nuestra mente. Realizarlo con amigos también puede traer beneficios saludables. Así es que, la próxima vez que llegues a la cima de un cerro después de un camino de tierra, detente un momento para admirar la vista y apreciar todo lo que haces por tu salud y tu felicidad”, agrega el especialista.