El exceso de grasa corporal es un problema que va más allá de un tema estético. Las personas con sobrepeso u obesidad tienen más riesgo de desarrollar cuadros graves a largo plazo. Frente a esto, las cirugías bariátricas cumplen un importante rol.

Ya en 2010, la obesidad fue calificada como una pandemia por la OMS, debido a sus altos índices a nivel mundial. Con el paso de los años, el escenario no ha mejorado. De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud, el 34,4% de la población chilena padece de esta enfermedad, situando a Chile como uno de los países con mayor obesidad de la OECD.

“Pero el problema va más allá. La obesidad es una enfermedad que genera un estado de inflamación crónica en el cuerpo, haciendo a las personas particularmente susceptibles de cuadros de mayor gravedad -como por ejemplo el covid- y de desarrollar otras patologías con una serie de complicaciones. Por eso es importante tratarla a tiempo”, explica Cristián Martínez, cirujano digestivo de Clínica Bupa Santiago.

Una de las herramientas para abordar la obesidad y el sobrepeso son las cirugías bariátricas, las que permiten perder un alto porcentaje de peso de manera segura, sobre todo en casos en los que el exceso de tejido adiposo está poniendo en riesgo la salud de las personas. “Las que se realizan con más frecuencia en Chile son el bypass gástrico y la manga gástrica. Ambas han demostrado muy buenos resultados. Asimismo, hemos estado realizando procedimientos más recientes, como la instalación del balón gástrico ingerible, en pacientes sin indicación formal de cirugía”, asegura el especialista.

Tiempo perdido. En este contexto, el doctor Martínez plantea que en estos casi dos años de pandemia, muchos pacientes con obesidad han visto suspendidos sus controles e intervenciones. “Es importante que tomen conciencia de que su condición los expone a un gran riesgo, por lo que resulta clave que recuperen el tiempo perdido y evalúen seriamente un tratamiento efectivo para resolver su problema. En este sentido, el abordaje debe ser integral, ya que la cirugía es solo parte de un engranaje donde también hay que considerar apoyo médico, psicológico, kinesiológico y de nutrición”, señala.

Quiénes son candidatos. Existe una serie de condiciones que se deben cumplir para ser candidato a una cirugía por obesidad. “No solo el exceso de peso es suficiente para indicar este tipo de procedimientos. El compromiso del paciente de cambiar sus hábitos, el control o estabilización de enfermedades preexistentes, el control de impulsos y de trastornos de la conducta alimentaria, la adherencia a un plan de ejercicios personalizados y algunas otras condiciones forman parte de los requisitos necesarios para una intervención”, detalla el doctor Cristián Martínez.