Clase A promete revolucionar el mercado

Clase A promete revolucionar el mercado con su avanzada tecnología. El nuevo modelo de Mercedes-Benz acaba de llegar al país sumando nuevas e impresionantes tecnologías que no dejarán indiferente a nadie.

La cuarta generación de la Clase A propone una definición renovada de la filosofía “modern luxury” en el segmento de automóviles premium compactos, a través de un diseño interior y exterior innovador así como de tecnologías vanguardistas. Un ejemplo es su sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) y los opcionales sistemas de asistencia a la conducción que permiten delegar ciertas funciones a la inteligencia del automóvil (Inteligent Drive).

“Las nuevas tecnologías tienen que girar en torno a las personas para hacer su vida más fácil y esta nueva versión lo hace de diferentes maneras. Por ejemplo, el sistema Mercedes-Benz User Experience responde a los requerimientos del usuario a través del control de voz, creando perfiles personales y redefiniendo el concepto de interconexión digital dentro de un automóvil”, asegura Pablo Marcos, product manager senior de Kaufmann Chile, distribuidor oficial de la marca en el país.

El diseño exterior sigue la línea evolutiva de la casa alemana apuntando certeramente hacia la deportividad, el dinamismo y la emoción. El frontal se caracteriza por el capó bajo y faros LED muy finos que  aseguran una presencia con estampa. A diferencia del modelo anterior, el capó de la nueva Clase A está más inclinado hacia adelante y destaca mejor la posición erguida del dinámico frontal. Los guardafangos más amplios para llantas de entre 17 y 19 pulgadas, acentúan la deportividad de la nueva Clase A y transmiten una mayor sensación de aplomo. La baja altura del habitáculo, así como las ópticas integradas en el parachoques trasero, de estructura modular dividida en dos secciones, acentúan visualmente la anchura de la zaga, a la vez que resaltan la zona de los hombros.

El habitáculo de la nueva Clase A propone una nueva definición de modernidad. Una de las claves de su singular arquitectura es la configuración vanguardista del tablero de instrumentos. Por primera vez se ha renunciado plenamente a una visera por encima del puesto de conducción. Gracias a esta modificación, el cuerpo básico del tablero de instrumentos con su forma de ala se extiende sin solución de continuidad entre las dos puertas delanteras. Otros aspectos destacados son los difusores de ventilación de estilo deportivo en efecto turbina, más la iluminación de ambiente, como configuración opcional para las versiones que llegarán a nuestro país.

Por su parte, el tablero de instrumentos parece flotar libremente y la iluminación de ambiente sólo refuerza este efecto. Con una amplia gama de tonalidades, la iluminación ambiente está disponible en una variedad de colores cinco veces mayor.

Interacción a un nivel superior

Clase A es el primer modelo de Mercedes-Benz para el que está disponible el innovador sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience). El MBUX puede personalizarse y adaptarse al usuario, por lo tanto, crea una dinámica de interacción entre el vehículo, el conductor y los pasajeros.

Otros puntos fuertes, en función del equipamiento, incluyen el puesto de conducción widescreen de alta resolución con manejo por pantalla táctil en el visualizador de medios, la pantalla de navegación y el control de voz que se activa con la palabra clave “Hey Mercedes”. Gracias a la comprensión del habla natural, el sistema LINGUATRONIC atiende a casi cada palabra. Detecta y asimila prácticamente todas las frases relacionadas con el infoentretenimiento y el manejo interno del automóvil.

Como opcional, también está disponible el Head-up-Display, tecnología que permite mantener la atención centrada en la carretera y en las condiciones actuales del tráfico, ya que proyecta la información importante delante del parabrisas. De este modo los ojos se cansan menos al no necesitar cambiar constantemente el enfoque visual entre cerca y lejos, una clara ventaja para su concentración.

La pantalla táctil del MBUX es sólo un componente del concepto de manejo táctil integral porque la combinación de pantalla táctil, panel táctil en la consola central y botones de control táctil en el volante, hacen que la interacción con las funciones del automóvil sea muy amigable.

En materia de seguridad el modelo Clase A está equipado con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. Considerando el contexto, este equipo puede ayudar eficazmente a evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad o están parados, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

PRE-SAFE® PLUS puede reconocer el peligro de colisión por alcance. Si persiste el peligro, el sistema puede activar los frenos del vehículo para inmovilizarlo y reducir así el impulso hacia delante resultante del impacto, con lo que disminuye el riesgo de lesiones para los ocupantes. Esta tecnología también está disponible como opcional para las configuraciones en el mercado chileno.

La nueva Clase A es también el primer vehículo de Mercedes-Benz que ha sido desarrollado en el nuevo Centro Tecnológico de Seguridad en la Conducción (TFS). Para la configuración de la estructura del vehículo se han tenido en cuenta los conocimientos adquiridos en la investigación de accidentes reales. De esta manera, el núcleo de la configuración de seguridad de la carrocería es el habitáculo altamente resistente. Sobre todo, la creciente utilización de aceros de alta y máxima resistencia, así como de planchas de acero conformadas a presión, contribuye a su elevada estabilidad en situaciones de esfuerzo máximo, como en una colisión frontal, lateral, por detrás, y en caso de volcamiento.

Tanto el conductor como el acompañante disponen de cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje con limitación de tensión y pretensor. En combinación con el sistema PRE-SAFE® (equipo opcional) los asientos delanteros van equipados con pretensores reversibles. Los asientos traseros de los extremos disponen de cinturón de tres puntos de anclaje, con pretensor de cinturón y limitación de la fuerza de frenado. Clase A viene equipado de serie con airbag para conductor y acompañante, airbag de rodillas para el conductor y windowbags. Los airbags de pelvis y tórax también se incorporan de fábrica en la parte delantera, y como opción en la parte trasera.

Este modelo llega al mercado nacional en cuatro versiones: A 200 Mecánico Progressive; A 200 Mecánico AMG Line; A 200 Automático AMG Line y A 250 AMG Line, cuyo valor se inicia alrededor de los $18.000.000.

 

Facebook Comments