¿Qué hacer cuando estás muy endeudado?

La realidad nacional es que un 66% de los hogares chilenos tiene alguna deuda y si bien el porcentaje ha disminuido respecto al 2014, muchos chilenos deben hacer malabares para llegar a fin de mes.  ¿Qué hacer cuando estás muy endeudado? es la pregunta que agobia a muchas personas, por eso dejamos la voz de un profesional con ls solución más adecuada.

¿Tienes muchas deudas?

Deber mucho dinero en diferentes tarjetas, en distintas tiendas es un escenario común entre numerosos chilenos que adquieren bienes por la vía del endeudamiento. De hecho, según la Encuesta Financiera de Hogares 2017 del Banco Central, el 66% de los hogares chilenos tiene alguna deuda.

Y con el agobio de tener múltiples obligaciones que pagar, un 55% de los chilenos tiene un crédito de consumo para cancelarlas o disminuir las cuotas. ¿Es ese método el más adecuado?

“Sí. La idea es consolidar. Si una persona tiene muchas deudas y destina, por ejemplo, el 50% de su ingreso en pagarlas, lo primero es evaluar las deudas, los plazos, la cantidad, etc. Si tiene muchas deudas en diferentes lugares, lo mejor es pedir un crédito de consumo, pagar las deudas en diferentes partes y así reunir lo que debe en un solo lugar y a cuotas más pequeñas por largo plazo, ya que así es más fácil de controlar y de pagar a tiempo”, asegura Tomás Burgos, académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

Esta solución debe ser tomada luego de una evaluación de múltiples factores. “Hay que estar atentos y comparar en diferentes bancos al momento de optar por un crédito de consumo. Las tasas deben ser bajas, ojalá una tasa de interés nominal de un 1%, y también la cantidad de cuotas a pactar deben ser las menores posibles. Además, aunque depende de cada situación, existe la posibilidad de hablar con tu ejecutivo de cuenta en el banco y pedir mejores condiciones”, agrega el docente.

Finalmente para mejorar la actuación en el mundo financiero, se recomienda:  “no tener tantas tarjetas. Es mejor ocupar sólo una con un buen cupo. Utilice la línea de crédito únicamente en caso de emergencia, no es para usarla permanentemente. Si usa su tarjeta de crédito, ojalá que sea en pocas cuotas sin interés. En general, lo más importante es tener un control de los ingresos y de los gastos”, concluye Tomás Burgos, académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

 

 

Facebook Comments