Consagración de la Primavera abre temporada musical

Con la conocida obra de Stravinsky, la Consagración de la Primavera, abre su temporada musical la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile. Para quienes gustan de la música clásica este es un panorama imperdible, que tendrá lugar el viernes 22 y sábado 23 de marzo a las 19:40 horas, en el Teatro Universidad de Chile. El concierto abordará obras de tres reconocidos compositores contemporáneos, comenzando con Panambí Suite, del músico argentino Alberto Ginastera, para dar paso al Concierto para Clarinete, del estadounidense Aaron Copland, cerrando con una de las obras más importantes del siglo XX, La Consagración de la Primavera, del compositor ruso, Igor Stravinsky.

El programa estará a cargo del destacado maestro chileno radicado en Alemania, Helmuth Reichel, quien en 2017 fue premiado por el Círculo de Críticos de Arte, por su trabajo junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile. “Me siento muy agradecido por haber trabajado en reiteradas ocasiones con esta orquesta”, comenta el director, y agrega que “el hecho de poder abrir la temporada oficial 2019 es sin duda algo muy especial para mí, una gran responsabilidad y un honor”.

En cuanto a las obras que dirigirá, señala que “Ginastera y Copland comparten mucho”, añadiendo que “en el caso de ambos, la armonía y los ritmos latinoamericanos juegan un rol muy importante en el lenguaje musical”.

El concierto será también la instancia en que el clarinete solista de la orquesta, David Medina, tendrá su primera presentación en solitario junto a la Sinfónica Nacional, elenco al que se integró hace justamente un año. Formado dentro del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, fue durante 17 años Primer Clarinete de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, bajo la batuta de su Director Titular, Gustavo Dudamel.

Tras la obra de Copland será el turno de un ballet ícono de Stravinsky, La Consagración de la Primavera. “Si bien esta obra ya forma parte desde hace algunas décadas del repertorio principal de toda gran orquesta sinfónica, siempre es un desafío enorme prepararla e interpretarla”, manifiesta Helmuth Reichel. “En términos técnicos, la obra exige en extremo a prácticamente todos los instrumentos, lo que requiere ensayos muy precisos y un trabajo musical concentrado y detallado”, explica, y recalca que “es una oportunidad única de escuchar una obra clave del siglo XX, que marcó un antes y un después”.

Las entradas para este concierto pueden adquirirse en la boletería del Teatro Universidad de Chile y a través del sistema Daleticket (www.daleticket.cl), desde $6.000, con descuentos de hasta 40% para estudiantes y adultos mayores, entre otros.