Uno de cada 10 niños o jóvenes sufre de ADH, El déficit de atención es un trastorno que va en aumento, siendo Chile uno de los países que presenta una mayor prevalencia de este diagnóstico, con un porcentaje sobre el 11%. Generalmente, se detecta durante la etapa escolar, lo que favorece su control y tratamiento. Por lo anterior, es relevante que los padres estén atentos a patrones conductuales, que de persistir en el tiempo podrían ser indicadores de esta condición: mostrarse enojado o desafiante de manera frecuente ante los adultos, responder de manera agresiva, molestar a otros deliberadamente y culpar a otras personas por sus propios errores.

El Dr. Cristian Neira, neurólogo de Nueva Clínica Cordillera explica que “es importante entender que déficit atencional y la hiperactividad no son sinónimos, pues existen pacientes que pueden ser hiperactivos sin ser inatentos y pacientes que, por el contrario, no son hiperactivos, pero de igual forma tienen déficit de atención, como suele pasar habitualmente en pacientes femeninas” y agregó que el diagnóstico de esta condición se efectúa, principalmente, en niños y adolescentes, en donde se requiere una mayor atención para lograr el desempeño óptimo de las actividades académicas.

“A NIVEL MUNDIAL, UNO DE CADA 10 NIÑOS SUFRE DE DÉFICIT ATENCIONAL”

Respecto a lo anterior, el especialista destaca la importancia de tratar y controlar este trastorno de manera temprana para lograr obtener mejores resultados en el paciente, dado que afirma que “un tratamiento adecuado en la etapa escolar, puede ser la diferencia para generar un adulto productivo y feliz o un adulto no productivo e infeliz”.

TRATAMIENTO DEL DÉFICIT ATENCIONAL

El déficit atencional se caracteriza por presentar una tríada de manifestaciones tales como: impulsividad, inatención e hiperactividad. “Estos síntomas no deben presentarse de manera aislada, sino que constituyen un patrón de conducta presente en diversos escenarios, como es el ámbito personal, laboral y académico, lo que genera que sufra dificultades en su desempeño en general”, afirma el doctor Cristian Neira.

Según el profesional, para tratar el déficit atencional es importante, en primer lugar, acudir a un especialista que realice un diagnóstico del trastorno, para que brinde los fármacos adecuados para el paciente, que se complementan “con medidas ambientales y con tratamiento psicológico”.

Respecto al factor conductual en el manejo del déficit atencional, el neurólogo recomendó mantener ciertos hábitos que le permitan al paciente mejorar su rendimiento y tener menos dificultades al estudiar o trabajar, tales como:

– Óptima higiene del sueño: dormirse y levantarse en horarios regulares.

– Un adecuado entorno de trabajo: tener un espacio adecuado para realizar los estudios o trabajos. 

– En caso de las personas que asisten a clases, siempre sentarse en las primeras filas de modo de facilitar la concentración.

– Evitar estar cerca de distracciones al momento del estudio o trabajo, como lo son la televisión, el celular, etc.

– Anotar los quehaceres para mantener la organización. 

– Hacer ejercicio de manera habitual.

CHILE TIENE UNA PREVALENCIA DE MÁS DEL 11%

En tiempos de pandemia, el doctor Neira señaló la importancia de generar una rutina, tratando de mantener los horarios de costumbre, además de levantarse, ducharse y desayunar de forma saludable para partir bien el día. Además, recalcó lo favorable que puede ser mantener un espacio dentro del hogar destinado netamente para actividades académicas o laborales e intentar tener tiempos estandarizados para dichas actividades.