Dupla sexo e innovación impacta

Por primera vez las lectoras de historias eróticas podrán vivenciar en “cuerpo y mente” las excitantes experiencias de sus protagonistas, gracias a un juguete sexual que se conecta a los textos, mediante Bluetooth.

El cerebro es el órgano erógeno y sexual más importante, tanto así que el primer paso hacia un orgasmo depende de la cabeza. Sentir excitación y placer, dependen en gran medida de cómo el cerebro recibe los estímulos que provienen del exterior. Es precisamente en este punto, donde Little Bird dio en el blanco. Estamos hablando del primer dildo inteligente que se conecta a lecturas eróticas mediante Bluetooth. El aparato se sincroniza desde un celular (iOS y Android) a los libros eróticos, que están disponibles para descarga en el app de E. Sensory, empresa que creó el dispositivo y la aplicación.

Innovación, tecnología de última generación y comprensión de la sexualidad femenina se reunieron en Little Bird para hacer realidad la fantasía de “vivir la acción” en una novela erótica. Tan solo con tocar las palabras en la pantalla, la lectora puede desencadenar una secuencia de vibraciones que acompañan al intenso relato.

A lo largo de todo el texto, las palabras se sincronizan con el teléfono. Durante la lectura, bastará un simple movimiento del dispositivo, una caricia o un golpe en la pantalla para activar la vibración del juguete, de acuerdo con la intensidad de la historia. El Little Bird interpreta esos gestos de la lectora y así cumple la con la función de estimular su punto G.

little-bird-624x351

El dispositivo, que simula la figura de un ave pequeña (de ahí su nombre) mide 7 centímetros de largo y tiene un espesor de 3,7 centímetros en su extremo más redondeado. Fue fabricado en Francia con silicona médica impermeable, y su diseño ergonométrico facilita el juego sutil con el punto G.

Este juguete sexual de alta sofisticación cuenta con 10 velocidades de vibración y 90 minutos de uso continuo por carga. La lectora puede reproducir o parar la secuencia de vibración dónde quiera. También lo podrá utilizar como un consolador común, si no quiere leer.

Little Bird está pensado para ser usado en solitario o en pareja, incluso compañía remota. Para ello solo se requiere conexión y transferir los controles a quien se encuentra distante.

Esta innovación tecnológica nació en Francia como resultado de la creatividad de una start up. En enero 2016 fue presentado en Estados Unidos y en marzo se activo el app con los libros eróticos. La app tiene un catálogo con las más destacadas casas editoriales francesas de literaturas eróticas, y ya está agregando textos en inglés. No se ha informado cuándo estará disponible en castellano. Cuesta alrededor de 100 dólares, considerando el dispositivo y acceso liberado a un determinado número de libros.

Facebook Comments