Examen detectaría tempranamente males oculares

Examen detectaría tempranamente males oculares. Se trata de una nueva técnica para el estudio de la vascularización del iris y enfermedades que se generan en el segmento anterior del ojo y que está realizando el docente de la Carrera de Tecnología Médica de la PUCV, Claudio Zett Lobos. Para el desarrollo de este trabajo, el investigador debió modificar la configuración de un equipo que originalmente estaba diseñado para evaluar la circulación sanguínea del polo posterior del globo ocular, logrando así imágenes que permitan mayor calidad y cantidad en la información que se proporciona.

El trabajo del profesor, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, comenzó hace 3 años en la Universidad Federal de São Paulo, cuando realizó cambios a un equipo que permitía hacer exámenes en el segmento posterior del ojo, para efectuarlos en el segmento anterior. De esta manera, y con solo una fotografía, se puede tener mayor información de lo que aqueja al paciente. Hasta ahora las enfermedades que se daban en el segmento anterior y que tenían relación con la vasculatura del ojo, debían ser diagnosticadas mediante una angiografía de contraste, una técnica bastante invasiva para el paciente y que además era bastante costosa. Sin embargo, el profesor Zett, mediante esta nueva técnica, llamada angiografía por tomografía de coherencia óptica en el segmento anterior, busca con solo una fotografía, detectar complicaciones de enfermedades como retinopatía diabética, uveítis, trastornos oclusivos vasculares, etc, permitiendo un abordaje terapéutico más adecuado según la gravedad que determine la técnica, a través del diagnóstico médico.

En nuestro país, un 44% de la población adulta, entre los 45 y 64 años, sufre de hipertensión arterial, cifra que aumenta a un 75% en las personas sobre los 65 años. Por otro lado, nuestro país ocupa el sexto lugar entre las naciones que poseen una mayor prevalencia de diabetes entre los países de la OCDE. Las complicaciones de estas enfermedades a nivel oftalmológico son la retinopatía diabética proliferativa u oclusiones de vaso sanguíneos de retina, lo que eventualmente podría provocar una neovascularización del iris, y consecuentemente derivar en un tipo de glaucoma que lleva a una ceguera irreversible. Teniendo en cuenta estos datos, la nueva técnica desarrollada podría tener un impacto significativo en la población, sobre todo al detectar de forma temprana ciertos signos que permitirían predecir el avance de la patología. Del mismo modo, pueden orientar al médico del abordaje terapéutico o quirúrgico más adecuado para el paciente.

El docente de la Carrera de Tecnología Médica, Claudio Zett, ha logrado avances gracias a la continua evolución de la tecnología, al respecto señala que: “en 1991 nace la posibilidad de obtener imágenes del ojo, tal cual un escáner o radiografía, pero en lugar de radiación, solo utiliza luz infraroja. Es como realizar un corte histológico virtual”. Esto permitió un avance en el diagnóstico y también en la investigación muy importante. Con el paso de los años y la evolución de la tecnología, se logra observar los vasos sanguíneos sin la inyección de medios de contraste, que entre otras cosas podía poner en riesgo la vida del paciente.

Gracias a estos avances se han podido realizar diversos descubrimientos e incrementar el conocimiento respecto de la anatomía ocular. Ante esto el profesor Zett, plantea que “gracias al continuo avance, hoy podemos comprender la organización de los plexos vasculares de la retina a cabalidad. Por ejemplo, cuando se saca una fotografía con contraste, uno solo obtiene una imagen en 2 dimensiones, pero ahora uno es capaz de poder reconstruir tridimensionalmente toda la red vascular. Logrando así un entendimiento mejor de la fisiología retiniana”, agregando además que “también se puede empezar a entender la fisiopatología de las diferentes enfermedades, es decir el lugar exacto en que afecta una enfermedad”.

En la actualidad el docente se encuentra en conversaciones para lograr un acuerdo con la empresa que distribuye este equipo y así, una vez terminado sus estudios en Brasil, poder continuar sus investigaciones en Chile. De esta forma la universidad se posicionaría como pionera en investigación en este ámbito.

Facebook Comments