Les Sorbets de Nina Ricci

Una de las sensaciones más divinas que existen cuando las temperaturas se disparan es lo que sentimos al probar un sorbete que nos hace estremecer.

¿Y si Les Belles de Nina se transformaran en postres helados?  ¡Que vivan los días soleados! Porque este año, las fragancias Nina y Bella se reinterpretan en versión escarchada: Les Sorbets de Nina Ricci, dos fragancias florales y exquisitas, elaboradas según la receta de un granizado, con sabores adictivos que despiertan los sentidos al instante. Una promesa de sensorialidad que nos atrae de manera irresistible. 

Derretirse por el fruto prohibido

Estas ediciones limitadas aparecen mordidas, por fin la fruta prohibida ha recibido un mordisco. El vidrio luce un aspecto mate y escarchado, con los tonos pastel de las bolas de helado: rosa frambuesa para Nina y verde pistacho para Bella. Todo ello ensalzado con detalles dorados y relucientes. Las cajas de estas ediciones limitadas también son inéditas: se cubren de finas rayas que evocan los placeres del verano, con aires reminiscentes de camisas ligeras y tarrinas de cremoso helado.

Les Sorbets de Nina. Esta nueva variación, elaborada por Olivier Cresp, contiene una irresistible nota almendra garapiñada. Sin embargo, es suave y no hace sombra al frescor: desde la primera inspiración, esta variación olfativa sorprende por la vivacidad cítrica de una chispa de limón, mandarina y frambuesa. Un elixir rebosante de energía, complementado con suavidad por un delicado acorde de gardenia y jazmín.

Les Sorbets de Bella. El efecto espumoso de un néctar de frutas helado. Realzados por un toque de mandarina verde, el pomelo, el ruibarbo y la granada surgen en este elixir, firmado por Sonia Constant, tan refrescantes como si hubieran sido criogenizados. Un acorde que provoca escalofríos a una pizca de jalea de rosa y de notas amaderadas vibrantes. Sin olvidar el puñado de hojas de violeta y shiso estrujadas, cuyos aromas verdes aportan una sabrosa naturalidad.

¿Nina? ¿Bella? A cada cual más deliciosa y exquisita, tu corazón estará dividido entre las dos. Sus colores sabrosos te tentarán. #MyRicciSplash

Nina Ricci loves Amorino. Con motivo del lanzamiento de Les Sorbets de Nina Ricci, la casa colabora con el fabricante de helados artesanales Amorino en un sabor inédito. Cada año, Amorino presenta nuevos sabores. En esta ocasión, creará de manera excepcional un sabor junto a Nina Ricci. La expresión más exquisita de Les Sorbets de Nina Ricci en una delicia helada para saborear sin moderación, ¡durante toda la temporada estival!

Acerca de Amorino. Amorino nace en 2002, creada por dos amigos de la infancia: Cristiano Sereni y Paolo Benassi. La calidad de los ingredientes, el uso de productos ecológicos, el respeto de la tradición y el saber hacer son los valores que forman la filosofía de Amorino. Son la clave del sabor de sus helados artesanales que hacen furor en todas las grandes capitales del mundo, más allá de las fronteras de Italia.