Scandal París, el nuevo perfume de Jean Paul Gaultier

A la mujer Scandal «no le importa lo que digan los demás». Scandal París, el nuevo perfume de Jean Paul Gaultier se mantiene en la línea futurista, representa a una mujer libre, poderosa, fuerte e inteligente… es el fiel reflejo de la arrolladora Irina Shayk (modelo de 33 años), rostro de esta nueva fragancia.

Scandal París mantiene el frasco que lo ha marcado, un hito referido a lo femenino y sensual, con sus piernas eternas al aire. La nueva fragancia es aún más sexy y poderosa: exuberante como la miel, jugoso como la pera y vibrante como el jazmín. Un acorde de miel jazmín para contar una historia que esconde un deseos ocultos.

Su estuche, una gran proeza que concentra la esencia de París en una caja. Embriagador, empolvado, aterciopelado… Rosa como el amor y rojo como la lujuria. No es necesario abrirlo para adivinar que encierra un escándalo en su interior.

Irina Shayk, el rostro de una mujer desenfadada

Jean Paul Gaultier la ha elegido porque es condenadamente guapa, con sus piernas podría reconstruirse la Torre Eiffel, de un sentido del humor que volvería loco a cualquiera. Con un aire extranjero, pero una picardía muy parisina.

«Fuerte y libre», así la definen sus numerosos admiradores. ¿Quién mejor para encarnar a la nueva heroína de Scandal?

Los perfumistas de esta fragancia: Daphnée Bugey y Fabrice Pellegrin, quienes ha logrado una fragancia etérea pero dulce, fresca pero embriagadora, insólita y universal…