El 27,1% del total de las defunciones del país es por enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en Chile. Lo anterior, porque más de la mitad de los chilenos presentan dos o más factores de riesgo cardiovascular, tales como hipertensión, diabetes, tabaquismo, obesidad, colesterol elevado, sedentarismo, además de que 8 de cada 10 hipertensos no perciben ningún síntoma relacionado con su presión arterial, lo que en muchos casos retrasa su adecuado control.

“Las afecciones más comunes respecto al corazón son las enfermedades coronarias, que se presentan en forma de infarto o angina de pecho, además de las enfermedades del aparato de conducción eléctrica, que consisten en arritmias o enfermedades que requieren marcapaso, y por último, las enfermedades en que se presentan alteraciones del músculo cardíaco, como la dilatación del corazón”, según señaló el cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera, Dr. Guillermo Albisu.

De acuerdo con el especialista, la población chilena presenta una alta prevalencia en este tipo de enfermedades, dada la presencia de los factores de riesgo sumado a que “el principal problema es el sedentarismo, que en Chile alcanza el 85%. Además, la pandemia que nos ha enviado a casa nos ha vuelto aún más sedentarios, lo que es muy peligroso para nuestra salud, sobre todo para el corazón”. 

Las enfermedades de malnutrición, como el sobrepeso y obesidad, afectan a casi el 74% de los chilenos, mientras la hipertensión arterial tiene una prevalencia del 30% y el tabaquismo alcanza un consumo del 33% en la población nacional. Sin embargo, el Dr. Albisu manifestó que los factores antes mencionados, “pueden ser manejados por el paciente para evitar problemas cardíacos”, por medio de un tratamiento adecuado.

Los beneficios de la hemodinamia en el control cardiovascular

El cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera, Dr. Guillermo Albisu, explicó que la hemodinamia es “una forma de cardiología de alta complejidad, en la que se estudian las arterias del corazón y su flujo arterial, ingresando por las venas y arterias del cuerpo a través de finos catéteres”, área de la medicina que cobra especial importancia si consideramos que los infartos agudos constituyen uno de los principales problemas cardiacos.

Según señaló el doctor, la hemodinamia, también llamada Cardiología Intervencionista, brinda dos principales beneficios, dependiendo de la fase en que se encuentre el paciente que ingresa a urgencias por molestias cardíacas:

  • Fase aguda: la hemodinamia permite acceder de manera rápida a las arterias del corazón, para lograr destapar su entrada, si el paciente acude al especialista dentro de las dos a seis horas de haber experimentado los primeros síntomas de dolor. Al restablecer el flujo por medio de este mecanismo el corazón tiene la oportunidad de quedar sano, sin que exista la muerte celular miocárdica.
  • Fase tardía: en el caso de que el paciente acuda a urgencias pasadas las primeras 6 horas desde el primer síntoma, a través de la hemodinamia es posible realizar un diagnóstico preciso de cuántas arterias del corazón se encuentran tapadas y decidir el tratamiento más efectivo.

“Es importante prestar atención a los signos que pueden indicar una obstrucción de las arterias coronarias, como son los ‘dolores u opresión en el pecho que generalmente viajan hacia el brazo izquierdo, pero que se pueden trasladar a la mandíbula también’, más aún cuando el paciente presenta uno o más de los principales factores de riesgo. Asimismo, hizo un llamado a monitorear el estado de salud, a seguir las normas sanitarias y acudir a urgencias en caso de sentir complicaciones cardíacas, ya que es la mejor forma de evitar escenarios más graves”, finalizó el especialista de Nueva Clínica Cordillera.