Las vitaminas, un mito o realidad…

Hoy es muy común que tomemos suplementos, vitaminas, minerales, proteinas… la pregunta es: ¿sirve ingerir estos productos, las vitaminas son un mito o realidad? Hay un mercado que no pasa inadvertido, la oferta es tremenda, una  variedad nada despreciable de compuestos milagrosos a disposición en farmacias, tiendas especializadas y hasta supermercados. Como se venden sin receta, la decisión de compra está asociada habitualmente a la recomendación de una amiga.

Al parecer la regla general se mantiene, no existe una norma para el consumo de estos productos, dependerá de cada persona y del momento en la vida que se encuentre la persona: “Muchas veces se justifica tomar un multivitamínico, por ejemplo, en período de embarazo, cuando nuestro cuerpo necesita un mayor consumo de ciertos nutrientes y con la dieta es difícil conseguirlo. Sin embargo, la mayoría de las veces, las personas se automedican con multivitamínicos porque se sienten cansados, sin ganas de hacer cosas o simplemente porque están de moda”, explica María José Abumohor, nutricionista de Clínica la Parva.

Situaciones en las que se puede necesitar un complemento multivitamivico o suplemento

Embarazadas. Por lo general a las mujeres en estado de embarazo se les recomienda un suplemento multivitamínico y multimineral: hierro,  ácido fólico, yodo, zinc y selenio, ácidos grasos Omega 3, vitamina B12….

Deportistas. En el caso de personas que practican deporte, hay un gasto mayor de nutrientes específicos por desgaste físico, perdidas a través del sudor, a veces, porque no tienen la  dieta necesaria para su gasto y  es recomendable suplementar, aunque siempre es mejor apostar por un plan de alimentación  equilibrado. Por otra parte, no es raro que los deportistas estén más expuestos al frío, el viento y los rayos UV; esto se traduce en una mayor formación de radicales libres, estrés oxidativo y fotoenvejecimiento prematuro, en estos casos pueden ayudar con antioxidantes.

Menopausia. Para las mujeres en este período de la vida puede ser útil tomar derivados de la soja, ya que permite combatir los sofocos y mantener el equilibrio hormonal, calcio, así como también combatir la osteoporosis, junto con estroncio, un suplemento que ayuda a fijar el calcio en los huesos.

Bellaza. Vitaminas C y E, antioxidantes como la coenzima Q10, ácidos esenciales Omega 3, para evitar la oxidación celular, fortalecer la piel, el pelo y las uñas, detoxificar el organismo y reducir la inflamación.

La recomendación final es no satanizar el consumo de vitaminas y minerales. Sí, hay que tener claro que siempre es mejor e incluso mas barato, comer bien y equilibrado, además es recomendable acudir a un especialista antes de pasar por la farmacia y comprar muchos frascos que pueden terminar siendo un simple placebo. “Los adultos sanos no deberían consumir multivitamínicos, puesto que con una dieta correcta  y equilibrada se ingieren las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. Si la dieta está basada en frutas y verduras, un correcto consumo de carnes blancas y rojas, lácteos y cereales, el consumo de multivitamínicos es innecesario”, concluye María José Abumohor.

 

 

Facebook Comments