Un lindo jardín estival

Los días soleados de verano nos permiten estar al aire libre, gozar de los espacios verdes de nuestra casa y entrar en contacto con la naturaleza. ¿Te gustaría lograr un lindo jardín estival? … muchas veces no sabemos cómo hacerlo, hay cuidados propios de esta época y por eso nos dispusimos a averiguarlo: “se recomiendan métodos de control de plagas y enfermedades que aparecen con las condiciones atmosféricas imperantes. Tanto en la huerta como en el jardín ornamental, los diferentes cultivos y especies pueden sufrir con la compactación del suelo. Así es que se debe airear por escarda frecuente entre las filas y alrededor de las plantas”, explica Carmen Gloria Pizarro, agrónomo y secretaria de estudios de la carrera de Agronomía, Universidad del Pacifico.

Paso a paso para mantener “lindo” nuestro jardín en verano

Escardado: consiste en escarbar la tierra a una profundidad de 2 a 3 centímetros aproximadamente, y un poco más profundo en macizos y platabandas. Se debe ayudar de una herramienta llamada azada o rasqueta, que consiste en tres garras unidas a un mango. Es pequeña, pero muy apropiada para esta labor. Esto debe hacerse al principio del cultivo y luego de cada riego, y en lluvias como la del lunes 26 de diciembre, para aprovechar esa humedad.

Esta aireación del suelo y destrucción de la corteza tiene muchos beneficios, ya que permite el desarrollo de lombrices que no proliferan en suelos compactados, secos ni anegados. Esta labor también sirve para eliminar malezas que compiten con el espacio, el agua y nutrientes de nuestras plantas.

Acolchado o Mulch: se debe realizar una cobertura de la tierra con paja picada o corteza fragmentada; también se puede utilizar cáscara de nuez. Esta cobertura promueve la vida microbiana del suelo e impide la germinación de malezas. Se recomienda no dejar como mulch o cobertura los cortes de hierbas, pues esto facilita la aparición de babosas.

Aporcado: acción para llenar la tierra alrededor de los cuellos de algunas plantas, especialmente para papas, repollo, zanahorias, porotos y arvejas. Esto evita el desarrollo de collares de fijación de plagas.

El verano es la estación del año en que nuestro jardín puede expresar todo su esplendor, lo que se traduce en la cosecha de algunos frutales y la floración de especies que la primavera no fue capaz de despertar por temperatura, luz y, principalmente, por tener un ciclo más pausado. Toma en cuenta estos consejos y sácale el mejor provecho a tu pulmón verde.

Agronomía de la Universidad del Pacífico

Facebook Comments