CH Primavera 2020, una belleza botánica

Inspirado por el súper fenómeno de las flores brotando en California, el Director Creativo Wes Gordon da vida a su visión alegre y dramática del color en la colección CH Primavera 2020, una belleza botánica.

La firma de la venezolana Carolina Herrera, que cedió su puesto creativo a Wes Gordon hace dos años, fue a lo seguro en su desfile de la nueva colección  (Primavera 2020), tras la polémica suscitada por la colección Crucero 2020, dado que el gobierno mexicano manifestó una apropiación de la cultura de los pueblos indígenas.

Esta pasarela se celebró en un jardín del sur de Manhattan, dentro de un diáfano invernadero en el que las modelos parecían hadas recién llegadas de un bosque, especialmente cuando lucían delicados «looks» primaverales en colores suaves. El evento reunió a celebridades como Vanessa Hudgens o Karlie Kloss.

Wes Gordon continuó el legado de la modista, con la sobriedad de su icónica camisa blanca, que propuso con un acabado rígido, en combinación con largas faldas o exagerados pantalones «palazzo», algunos de ellos con estampados coloridos de aire impresionista. Una reinterpretación de la clásica camisa,  añadiéndole mucho volumen en las mangas a la altura del hombro y formando una silueta redonda que fue común a otras piezas de la colección.

Colores neutros, blanco, negro y rosa empolvado, con algunos modelos en rosa fucsia, amarillo limón o verde lima, mientras que abundaron los estampados florales o rayas sobre fondo azul y los cuadros. Los lunares siguen presente en la nueva colección de Carolina Herrera.

La sensorial belleza de flores silvestres hasta más allá de dónde llega la vista, da pistas sobre la rica paleta de colores hipersaturada de tonalidades para esta colección: vibrante amarillo, llamativo rosa, naranja brillante e intenso azul; todos ellos combinados con estampados que evocan campos efímeramente cubiertos de lirios, verbenas y lupines.

Una belleza botánica

Las siluetas se presentan dramáticamente cortas o extravagantemente largas, moldeadas para parecerse a las preciosas formas de la naturaleza. Metros de delicada seda drapeada mimetizan incipientes rosas.

Exquisitos chifons, sedas y algodones se inundan de lirios del valle y rosas bordadas y, por supuesto, de polka dots, el motivo por excelencia de la casa Herrera. Los grandilocuentes vestidos de noche adquieren un carácter alegre esta temporada, con multitud de exagerados polka dots y sinfonías de flores hechas a mano que inspiran pura alegría y exuberancia.

Ver nota Aquí