El asma bronquial es una patología crónica que se genera por la inflamación de los bronquios, los que se estrechan haciendo más difícil el paso del aire a los pulmones. Este 5 de mayo, Día Mundial del Asma, el doctor Gino Fuentes, coordinador broncopulmonar de Clínica Bupa Santiago, nos entrega recomendaciones para que los pacientes puedan llevar una mejor calidad de vida, previniendo las crisis.

Dificultad para respirar, ahogo, tos seca persistente, silbidos y sensación de pecho apretado, son algunos de los principales síntomas del asma, enfermedad respiratoria crónica.

“Se trata de una patología que se produce por la inflamación de los bronquios, los cuales por diferentes factores se estrechan e impiden el normal paso del aire hacia los pulmones. Estas señales se pueden dar al hacer esfuerzo físico, en la noche o en medio de un resfrío, pero lo importante es saber que no son episodios aislados sino repetidos, por lo que hay que tratarlo”, explicó el doctor Gino Fuentes, coordinador broncopulmonar de Clínica Bupa Santiago.

El asma es una enfermedad mucho más frecuente de lo que pensamos. Es la patología crónica más común en la infancia y en los últimos años ha ido en notable aumento. “En Chile, la prevalencia en niños es de cerca de 15%, y de 10% en adolescentes. Por eso, en este Día Mundial del Asma es importante destacar la importancia de tratar esta enfermedad, ya que no tiene cura. Con medicamentos adecuados y evitando exponerse a factores gatillantes, los pacientes pueden controlar los síntomas y prevenir las crisis”, aseguró el doctor Felipe Erpel, broncopulmonar de Clínica Bupa Santiago.

Además de factores genéticos –relacionados principalmente a madres fumadoras durante el embarazo o hereditarios–, los desencadenantes del asma más importantes tienen relación con infecciones virales y alergias, como por ejemplo a los ácaros de polvo, pólenes, pelo de animales y hongos. También, inciden los contaminantes del aire y exposición al humo del tabaco, leña, aerosoles o químicos de pinturas.

“Para el diagnóstico de esta enfermedad es muy importante escuchar la historia del paciente. Sin embargo, no todos los asmas son iguales ni responden idénticamente al mismo tratamiento. De este modo, es relevante tener exámenes como Espirometría, FENO, IgE Total, recuento de eosinófilos en el hemograma, entre otros, para una adecuada caracterización”, explicó Erpel.

De acuerdo a lo que mencionó el doctor Fuentes, para el manejo a largo plazo de esta enfermedad respiratoria, generalmente se indican corticoides inhalados, los que ayudan a controlar la inflamación de los bronquios. “Se deben usar de manera permanente, aunque no haya síntomas, así como tampoco suspenderlos sin la supervisión del médico tratante”, dice el doctor Fuentes.

Respecto a esto, los especialistas también agregaron que es relevante el correcto uso de la aerocámara.

Claves para prevenir las crisis asmáticas

·         Mantener el tratamiento de manera permanente.

·         Usar los inhaladores de manera correcta.

·         Identificar y evitar los factores gatillantes de las crisis.

·         Realizar control médico periódico, de acuerdo a cada paciente.

Preguntas y respuestas cortas:

1.   ¿Qué es el asma?

Una enfermedad respiratoria crónica que se produce por la inflamación de los bronquios, los que por diferentes factores se estrechan e impiden el normal paso de aire hacia los pulmones.

  • ¿Cuáles son los síntomas del asma?

Dificultad para respirar, ahogo, tos seca persistente, silbidos y sensación de pecho apretado son algunos de los principales síntomas de esta enfermedad que hoy, 5 de mayo, se conmemora a nivel mundial.

·         ¿Cuáles son los síntomas del asma?

Dificultad para respirar, ahogo, tos seca persistente, silbidos y sensación de pecho apretado son algunos de los principales síntomas de esta enfermedad que hoy, 5 de mayo, se conmemora a nivel mundial.

·         ¿Cómo se trata?

Es una patología que no tiene cura, pero que sí se puede controlar a largo plazo manteniendo un tratamiento médico y evitando factores gatillantes de las crisis.

·         ¿Qué factores gatillan las crisis?

Depende del paciente, pero en general tienen relación con infecciones virales y alergias, como por ejemplo a los ácaros de polvo, pólenes, pelo de animales y hongos.

·         ¿Cuáles son los principales medicamentos usados en el tratamiento?

Los corticoides inhalados, los que se deben usar de manera permanente, aunque no haya síntomas, así como tampoco suspenderlos sin la supervisión del médico tratante.