Según la OMS, la resistencia a los antimicrobianos es el fenómeno por el cual un microorganismo deja de ser afectado por un antimicrobiano al que anteriormente era sensible. Por eso, se lanza primera campaña educativa en Chile sobre uso de los antibióticos.
Hoy, Chile tiene su propio Plan Nacional contra la resistencia a los antimicrobianos, que responde directamente a lo encomendado por la OMS el 2017 respecto de que si no se tomaban medidas inmediatas sobre este tema, en el 2050 todos los antibióticos serán ineficaces para prevenir y tratar las enfermedades humanas. Año a año, este organismo internacional se ha encargado de prevenir acerca del problema que está creciendo día a día y que ya muestra sus primeros síntomas; cada año, 480.000 personas presentan tuberculosis multiresistente y está comenzando a afectar también en la lucha contra el VIH y el paludismo. De seguir así, una simple gripe, intervenciones como el trasplante de órganos, quimioterapia para el cáncer, el tratamiento de la diabetes o una cirugía se convertirán en procedimientos de muy alto riesgo.

Eduquemos a la ciudadanía

El mundo científico chileno se ha preocupado de desarrollar una serie de iniciativas con el fin de crear conciencia de este problema. Así nace la campaña “Antibióticos con Responsabilidad”, un proyecto educativo sobre el uso adecuado de estos que realiza el Núcleo Milenio para la Investigación Colaborativa en Resistencia Antimicrobiana (MICROB-R), en alianza con MSD Latam.
“Para poder dimensionar la magnitud de la resistencia a los antibióticos en Chile, en MICROB-R analizamos cómo surge la resistencia, cuánto antibiótico se está usando a nivel hospitalario y también en agricultura, ganadería y salmonicultura; lo que determina que ciertas bacterias resistentes se propaguen en nuestro país”, destacó el doctor José Munita, director de MICROB-R.
Por su parte, Claudio Benavides, Director Médico de MSD Chile, comenta que “nuestra empresa está comprometida en promover un buen uso de los antibióticos a través de iniciativas de educación, implementación, investigación y promoción tanto en salud animal como en humana, pero con énfasis en los resultados de los pacientes, la salud de la población y el valor de la atención”.