¿Cómo podría afectar a enfermos crónicos la nueva cepa del COVID? ¿Cuáles son los cuidados que deben tener ante su llegada al país? A pesar de que se conoce poco de esta nueva variante del virus, la llamada cepa británica, la autoridad sanitaria ha manifestado que es necesario mantener los mismos cuidados en aquellas personas que presentan enfermedades crónicas. Un especialista aclara cómo esta cepa podría afectar a diabéticos e hipertensos, entregando una opción para mantenerlos monitoreados sin exponerse a los contagios.

Aunque la vacuna de Pfizer-Biontech ya comenzó a aplicarse en los funcionarios de salud, el COVID-19 sigue expandiéndose en las distintas regiones del país y ahora acompañado por una nueva cepa que amenaza con ser más contagiosa que la inicial de acuerdo a las informaciones de los especialistas en la materia. Pese a que a la fecha aún no se documentan suficientes infecciones de esta nueva variante del coronavirus, las recomendaciones coinciden que los pacientes crónicos deben mantener los mismos cuidados. Especialmente quienes tienen enfermedades de base como diabetes mellitus, hipertensión arterial y alteraciones cardíacas.

“La pandemia no se ha acabado y que exista una vacuna no nos protege al 100%, ya que está comprobado que es un virus que evoluciona muy rápido. Los enfermos crónicos tienen sistemas inmunes debilitados y están doblemente expuestos, así que la recomendación es mantener el aislamiento y el autocuidado mientras no se encuentre controlado totalmente el coronavirus”, afirma el médico Jesús González, de monitoreo continuo de Avis.Care.

González advierte que evidentemente podría haber similitudes entre las cepas, pero debemos estar preparados a los cambios que pudiera tener la pandemia. “El llamado es a mantener las precauciones sanitarias, ya que la vacuna es solo para una cepa del COVID y aún no hay estudios que confirmen si se adquiere inmunidad para el resto de las variantes”, recalca.

La recomendación es que pacientes con enfermedades de base sigan controlándose y eviten salir de su hogar. Esto se puede lograr mediante ayuda remota de Avis.Care, una buena APP de apoyo, aplicación compatible con las plataformas de IOS y Android, pudiendo vincularse directamente con los aparatos de toma de presión, glucómetro, pesa o electrocardiograma portátil. De esta forma, se convierte en un método inteligente para cuidar patologías como diabetes mellitus, hipertensión arterial, sobrepeso u obesidad (asociadas a estas patologías) y alteraciones cardíacas.

“A través de su smartphone las personas pueden contar con un equipo clínico 24/7 que los monitorea permanentemente y que se contacta con el paciente en caso de que tenga algún tipo de descompensación”, destaca González.