Postres para disfrutar en verano

Para regalonear a la familia y amigos: Postres para disfrutar en verano. Aquí dejamos unas sencillas recetas con un toque de Baileys, porque la crema de whisky puede ser llevada a la mesa de varias maneras, no solo en un vaso. El licor irlandés combina muy bien con las preparaciones dulces, otorgando un sabor nuevo y original gracias a sus ingredientes en base a leche y whisky.

3 recetas de postres para que disfrutes con la familia y amigos

Mini pasteles de banana, manjar y Baileys

Para 6 personas

Preparación: 20 minutos

Ingredientes:

300 gramos de galletas de vino o mantequilla.

100 gramos de mantequilla

200 gramos de chocolate negro picado

3 plátanos, pelados y en rodajas

2 cucharaditas de jugo de limón

300 ml de crema

1 cucharadita de pasta de vainilla

4 cucharadas de Baileys

400 gramos de manjar

Preparación:

Moler las galletas hasta una consistencia espesa. Verter la mantequilla derretida sobre las galletas y revolver. Dividir la mezcla entre seis latas pequeñas de metal con base removible. Poner en el refrigerador por 10 minutos.

Derretir el chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente derretido. Una vez derretido, poner chocolate en la base de galletas y volver a dejar en el refrigerador por 10 minutos.

Mezclar las rodajas de plátano con el jugo de limón. En un bowl, batir la crema, la pasta de vainilla y el Baileys hasta que la crema quede suave.

Retirar las tartas de la nevera. Colocar dos cucharadas de manjar en cada lata, cubrir con rodajas de plátano y mezclar con 3 cucharadas de la crema. Colocar el chocolate restante en una bolsa plástica para alimentos, cortar la punta con unas tijeras para que haya un pequeño orificio y luego aplicar el chocolate en cada tarta.

Cheescake de Baileys con base de chocolate y crocante de almendras

Para 8 a 10 personas

Preparación: 20 minutos

Ingredientes:

150 de galletas Oreo, sin relleno

75 gramos de mantequilla derretida

4 hojas de colapez

150 gramos de mascarpone

600 gramos de queso crema

100 gramos de azúcar

125 ml de Baileys Original Irish Cream

2 cucharaditas de vainilla

200 ml de crema batida

Para el crocante de almendra

100 gramos de azúcar

2 cucharadas de mantequilla

50 gramos de almendras, picadas y tostadas

Preparación:

Calentar el horno a 200 grados centígrados. Alinea los lados y el fondo de un molde de 18 centímetros con papel de hornear. Triture las galletas finamente en una bolsa. Agregue la mantequilla y mezcle con las galletas, luego presione la mezcla al fondo del molde. Meta el molde al horno por 10 minutos, sáquelo y déjelo enfriar.

Suavice las hojas de colapez en agua fría de 2 a 3 minutos. Séquelas y póngalas en un bowl pequeño y añada una cucharada de agua. Caliente en el microondas por 20 segundos hasta que se derrita. Revuelva y déjelo a un lado.

En un bowl, use la batidora para mezclar el marcarpone y el queso crema con el azúcar hasta que quede liso. Añada el Baileys, la vainilla, la crema batida y la colapez, y mezcle hasta que esté espeso y cremoso. Vierta la mezcla en el molde y alise la parte superior. Cúbralo y refrigérelo durante la noche.

En una sartén caliente el azúcar en polvo, manteniendo la temperatura baja y dejando que se derrita sin remover. Mientras se derrite, ponga las almendras en pedazos en papel de hornear. Gire la sartén para impedir que se queme el azúcar, apenas se derrita, remuévela del fuego y vierta el azúcar sobre las almendras en una capa muy fina. Deje que se enfríe y luego rómpalo en pedazos pequeños.

Saque el cheesecake y póngalo en un plato. Esparza el crocante encima.

Tiramisú de Baileys con chocolate y frambuesas

Para 6 a 8 personas.

Preparación 15 minutos

Ingredientes:500 gramos de Mascarpone

1 cucharadita de extracto de Vainilla

50 gramos de azúcar

300 ml. de crema de leche

200 ml. de Baileys Original Irish Cream

600 ml. de café espresso recién hecho

1 pack de bizcotelas

300 gramos de frambuesas frescas

100 gramos de chocolate bitter.

Preparación:

Mezclar en un tazón el mascarpone, la vainilla y el azúcar y batir hasta que la mezcla quede homogénea. En otro bowl batir 200 ml de crema de leche y agregar a la mezcla anterior.

En un tazón pequeño y profundo mezclar 200ml de Baileys con el café espresso. Emborrachar las bizcotelas en la mezcla y colocar un tercio de estas en el fondo del recipiente de 10 cm x 22 cm. Coloque algunas frambuesas encima de las bizcotelas y cubrir con un poco de la mezcla de mascarpone.

Repita el procedimiento con el otro tercio de las bizcotelas y el restante de las frambuesas y la mezcla de mascarpone. Coloque la última capa de bizcotelas borrachas.

Refrigerar por 8 horas. Antes de servir utilice un cuchillo afilado para rociar virutas de chocolate sobre el postre y ¡a disfrutar!

Facebook Comments