Coloración 2016

Celebridades y fashionistas cambian de look capilar de forma constante y van marcando pauta. Tonos espectaculares que no se consiguen con una simple tintura… balayage, freestyle, bronde, babylights, son algunas técnicas que te harán sentir como de alfombra roja, eso sí, es recomendable informarse antes de tomar la decisión.

Este año hay que hablar del Ronze y el Broux, similar al balayage. Aplicable a las morenas y castañas en tonalidades marrones, cobrizas y rojizas, ya que va muy bien con fondos oscuros, y en las mas rubias una variante de tonos cobres brillantes y marrones-dorados para dar un estilo de iluminación cálida.

Tonalidades pasteles. Trabajos de color más elaborados en fondos platinados y grises o en efectos arcoíris en matices rosa, celeste, violeta o turquesa. De preferencia, en bases naturales claras ya que requiere un grado importante de proceso químico en el salón.

Pero si hablamos de tendencias, hay que destacar que la más nueva es sin duda alguna el Hair Contouring: mezcla de técnicas que iluminan y sombrean el cabello de acuerdo al volumen del rostro y las características del corte y peinado.

Tome nota de las técnicas que hoy encontrará en los salones:

Balayage o Freestyle: utilizadas para crear luces de forma natural en el cabello, creando un degradado de color, partiendo de oscuro a claro sin marcas visibles. Recomendable en cabellos medios a largos en cortes a capas, preferentemente para potenciar el movimiento y aumentar el volumen de forma óptica en los cabellos menos abundantes.

Babylights: como su nombre lo dice, imita los reflejos infantiles y sutiles pero de forma muy luminosa, diferente de las anteriores por su irregularidad en su ejecución, intensidad y longitud.

Estas técnicas son aplicables en efectos claros, tanto en cabellos castaños con matices que van del dorado intenso a dorados muy claros.

Bronde: mezcla del concepto blonde y brown, que surgió a partir de la necesidad de cambio en cabellos saturados de aclarados y que quieren bajar su tonalidad o sólo dar una iluminación sutil, y entremezclada en sombras de tonos medios. Esta propuesta es muy recomendable cuando se quiere variar del rubio hacia el marrón o castaños cálidos a fríos.

Al momento de hacer un cambio de look hay varios puntos que se deben considerar: tipo de rostro y color de piel, estilo de vestir, actividad diaria, y no menos importante, ¿qué se quiere conseguir? Y, hay que ser realista entre lo deseado y lo factible.

Antes de decidir, siempre es bueno el consejo de un profesional. Pregunte a su estilista el impacto del trabajo elegido en la salud del cabello y los pasos a seguir en su mantención. Aclare sus dudas antes de un cambio.

Por Julio Román