Las uñas encarnadas del pie, un problema frecuente

También conocidas como uñas enterradas o uñeros, las uñas encarnadas del pie son un problema frecuente. Suelen afectar al dedo gordo, la uña del pie se introduce en la carne blanda y eso produce dolor, enrojecimiento, inflamación y, algunas veces, una infección.

Síntomas

Dolor y sensibilidad en uno o en ambos lados de la uña del pie.

Enrojecimiento alrededor de la uña del pie.

Hinchazón alrededor de la uña del pie.

Infección del tejido que rodea la uña del pie.

Cuándo consultar al médico

Sientes molestias intensas en el dedo del pie, hay pus o parece que el enrojecimiento se extiende.

Tienes diabetes u otra enfermedad que provoca mala circulación en los pies o crees que el pie está inflamado o que hay infección.

Causas

Usar zapatos que apiñan las uñas de los pies.

Cortarte las uñas demasiado cortas o no dejarlas con forma recta.

Lastimarte la uña del pie.

Tener las uñas extremadamente curvas.

Complicaciones. Cuando no se trata o no se detecta la uña encarnada, esta puede infectar el hueso que está debajo y derivar en una infección ósea grave. Las complicaciones pueden ser especialmente graves cuando hay diabetes, porque esta afección provoca mala circulación sanguínea y daños nerviosos en los pies. Por ello, una lesión menor en los pies -como un corte, un raspón, un callo, una callosidad o un uñero- puede no cicatrizar sino infectarse. Una herida abierta que no sana (úlcera en los pies) puede requerir cirugía para evitar la putrefacción y la muerte del tejido (gangrena). La gangrena es la consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo hacia una zona del cuerpo.

¿Cómo prevenir?

Córtate las uñas de los pies de forma recta. .

Mantén las uñas de los pies con un largo moderado.

Usa zapatos que calcen adecuadamente.

Usa calzado de protección.

Revísate los pies.

Remedios caseros

Remoja los pies en agua tibia. Hazlo durante 15 a 20 minutos, tres o cuatro veces por día. El remojo reduce la hinchazón y alivia la sensibilidad.

Coloca algodón o hilo dental debajo de la uña. Después de cada remojo, coloca nuevos trozos de algodón o de hilo dental encerado debajo del borde encarnado. Esto ayudará a que la uña crezca por encima del borde de la piel.

Aplica una crema antibiótica. Coloca ungüento antibiótico en el área sensible y venda el dedo.

Usa calzado cómodo. Considera usar calzado de punta abierta o sandalias hasta que el dedo esté mejor.

Si nada resulta, acude al médico para que te haga un tratamiento adecuado.

Fuente:Mayo Clinic