Prevenir es el mejor remedio para controlar la presión arterial

La hipertensión es una enfermedad que causa el aumento de la presión sanguínea en el sistema vascular, lo que puede ser producido por estrés, sedentarismo o consumo excesivo de sal. Prevenir es el mejor remedio para controlar la presión arterial.

¡Haz un cambio ahora!

Cuando una persona es diagnosticada como hipertensa, debe cambiar hábitos alimenticios y de vida porque si bien esta es una enfermedad crónica, se puede controlar con medidas generales como:

-Mantener un peso y dieta adecuados.

-Ingerir los remedios, cuyo tipo y dosis deben ser indicados por un médico.

-Su tratamiento médico debe ser paralelo a la incorporación de hábitos saludables de por vida, como una alimentación equilibrada sin exceso de sal, realizar ejercicio a diario y no fumar.

Los factores de riesgo más comunes de la hipertensión son: diabetes, estrés, sedentarismo, obesidad, tabaquismo, consumo excesivo de sal y alcoholismo. ¡Evítalos!

¿QUÉ ES?

La hipertensión causa la muerte de 10 millones de personas al año en todo el mundo y el  50% de quienes la sufren no lo sabe, según ha informado la Sociedad Chilena de Hipertensión.

Consiste en el aumento de la presión sanguínea dentro de las arterias (mayor o igual a 140/90 mmHg), acrecentando así el riesgo de sufrir enfermedades de alto riesgo como accidentes vasculares cerebrales, infartos cardiacos, crecimiento y dilatación del corazón.

Pero como afecta la presión de todas las arterias del organismo, puede dañar también el normal funcionamiento de otros órganos: los riñones, la retina de los ojos, el cerebro, entre otros.

No presenta síntomas, pero manifiesta señales que se pueden atribuir a su presencia, por ejemplo, dolor de cabeza constante o zumbido de oídos (tinnitus) y la única manera de descartarla es midiendo la presión.

“Esta enfermedad no discrimina por género, afecta a hombres y mujeres en igual proporción con un riesgo continuo, mayor a medida que se avanza en edad. Lo más frecuente es que se manifieste a partir de los 30 años, pero en la actualidad, cada vez vemos más pacientes jóvenes hipertensos”, señala Manuel Méndez, Jefe de Cardiología de Clínica Bupa Santiago.