Rejuveneciendo con Láser fraccionado

Los tratamientos de belleza no invasivos son cada vez más requeridos y apreciados. El láser fraccionado es uno de los procedimiento anti age, de punta, que mejora la calidad de la piel, con resultados visibles y casi inmediatos.

El láser fraccionado es un método que proporciona una piel más suave y sana al tiempo que mejora el tono, el color y la elasticidad. Es ideal para pieles maduras, ya que estimula la formación de colágeno, que le da el sustento a la piel. Al ir perdiendo el colágeno aparece la flacidez y las temidas líneas de expresión.

La doctora Bárbara Martín, miembro de la Sociedad Chilena de Medicina y Cirugía Estética nos explica: “Este es un procedimiento no invasivo que se recomienda a partir de los 21 años, cuando comienzan los cambios degenerativos del envejecimiento; del mismo modo, es muy efectivo en pieles maduras. Destaco además que el paciente puede ver mejoras en el corto plazo, la cantidad de sesiones dependerá de la calidad de la piel y objetivos”.

Por tratarse de un láser no ablativo el tiempo de recuperación es corto, los efectos colaterales son mínimos, no requiere preparación o grandes cuidados, solo protección solar. Tras el procedimiento hay que evitar la exposición a los rayos UVB, por lo mismo se recomienda efectuar el tratamiento en estaciones menos soleadas. “Hay que tener en cuenta que el láser provoca una pequeña inflamación en los tejidos de la piel y esto aumenta las posibilidades de pigmentación, si no hay preocupación, la piel se puede manchar”, agrega la doctora Martín.

Una manera de entender cómo funciona el láser fraccionado en nuestra piel es imaginar o pensar en los píxeles de una foto. El procedimiento se efectúa mediante miles de pequeñísimos puntos microscópicos que queman la piel, la cual se regenera tras la aplicación el láser; es así como se consigue que la apariencia de la piel mejore notoriamente.

Los resultados se pueden observar casi de forma inmediata en pieles jóvenes. Si hay mayores signos de envejecimiento, se recomienda repetir el tratamiento cada 3 semanas. Con seguridad a partir de la tercera o cuarta sesión se sentirá una piel más firme, con disminución de líneas de expresión, menos poros dilatados, reducción de manchas por sol o vejez y casi la desaparición de rojeces en pacientes con rosácea.

www.havanaestetica.cl