Casos de tinnitus van en aumento

Este problema afecta notoriamente la calidad de vida de quienes lo sufren, por eso es importante seguir una terapia multidisciplinaria que ayude a convivir con ese desagradable ruido. También es vital prevenir para que los jóvenes de hoy no sufran de sordera precoz en el futuro.

Desde que el 2012, el cantante inglés Chris Martin, líder del grupo Coldplay, confesó públicamente que padece tinnitus esta palabra comenzó a escucharse con mayor frecuencia. “Proteger los oídos es algo que lamentablemente no se piensa hasta que ocurre un problema. Ojalá hubiera pensado en eso antes”, planteó. Desde esa fecha, el músico ha sido parte de múltiples campañas para crear conciencia acerca de este mal, reducir el uso de auriculares y propiciar que la gente escuche música a volumen moderado.

Antiguamente el tinnitus o acúfeno aquejaba principalmente a músicos o trabajadores que tenían exposición frecuente a sonidos estruendosos, como sucede por ejemplo en las faenas mineras o de construcción. Hoy ese foco se amplió y los casos son cada vez más frecuentes. La Organización Mundial de la Salud estima que el 8% de la población mundial padece de acúfenos, y en el país cerca de 1 millón de personas. “Si en Chile antes este problema se presentaba alrededor de los 70 o 75 años, como consecuencia de la edad, en las próximas décadas los jóvenes que hoy tienen entre 15 y 20 serán sordos precoces; el tinnitus asociado a la sordera se presentará a los 50 o 55 años”, plantea el Dr. Renato Lanas, otorrinolaringólogo de Clínica Las Condes.

¿Cómo se produce?

El tinnitus en realidad no es una enfermedad, sino un síntoma. El concepto proviene del latín y significa “tintineo, zumbido en los oídos”. Es un malestar permanente que no nace de una fuente sonora externa, sino que de una interpretación incorrecta de la estimulación de la vía auditiva por parte del cerebro.

Cuando el tinnitus va asociado a un problema auditivo definitivo, su tratamiento es complejo, porque no hay ningún medicamento que sea 100% efectivo, explica el Dr. Lanas. “A raíz de este ruido, mucha gente termina con trastornos de la ansiedad, del sueño o dificultades para relacionarse. Incluso hay reportes en que el paciente ha terminado suicidándose por este ruido incesante”.

Entre sus causas se cuentan, en primer lugar, la larga exposición a ruidos, un problema inflamatorio, una infección viral, una lesión, un tumor; muchas veces hay un desgaste acelerado del nervio -simplemente- por genética e incluso el tinnitus puede surgir como consecuencia de un trastorno del ánimo o cuadros depresivos iniciales no diagnosticados. También se puede producir por bruxismo. Sin embargo, en la mayoría de los casos se debe a trastornos en el oído interno, detalla el otorrinolaringólogo. “Ante la presencia de tinnitus, el médico debe revisar el oído, realizar una microscopía para descartar problemas de manejo simple, como un tapón de cerumen, una rotura en la membrana del tímpano, una otitis media aguda o líquido detrás del oído (generado por un resfrío). Una vez descartado lo anterior, se efectúa una audiometría para evaluar si existe un problema auditivo, ya que la gran mayoría de los tinnitus van asociados a pérdida de audición”.

Tratamiento

Una vez diagnosticado el tinnitus, agrega el Dr. Lanas “es vital hacer un manejo precoz de esta patología y, en los casos más complejos, se requiere de un manejo multidisciplinario. Esto no solo considera al otorrino, sino que debe hacerse de manera complementaria con el psicólogo, eventualmente con el psiquiatra, y con kinesiólogos para lograr un manejo integral, y que el paciente aprenda a convivir amenamente con este zumbido”. El tratamiento también contempla el uso de medicamentos y, si se ha producido alguna merma en la audición, un audífono que permitirá no sólo  escuchar mejor, sino también a enmascarar el ruido molesto.

En el caso de que no se haya producido pérdida auditiva o si esta es menor, también existen aparatos que permiten enmascarar el tintineo. Un ejemplo de estos dispositivos es el que ofrece GAES Chile y que ayuda a convivir con el ruido, mediante la estimulación de sonidos similares generados por instrumentos digitales. La fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, de GAES Chile, señala que tras el uso de este aparato y la realización de una terapia integral, hasta el 84% de los pacientes manifiesta una mejora evidente en su calidad de vida.

Prevención

En cuanto a la prevención, el otorrinolaringólogo de CLC comenta que lo más importante es adquirir el hábito de proteger los oídos, especialmente quienes trabajan en ambientes ruidosos. En esa línea existen normas de protección que tienen que ver con la seguridad laboral. Y en el caso del público común, sobre todo de los más jóvenes, lo esencial es escuchar música a volumen moderado: “Si la música de una persona con audífonos se escucha a 1 metro de distancia, claramente ese volumen es inadecuado. También hay que aprender dónde escuchar música. Si vas en el Metro, cuyo interior ya es ruidoso (unos 100 decibeles), y vas escuchando música, quiere decir que el volumen de tu aparato está a una intensidad aún mayor. Si repites ese hábito todos los días, durante media hora o una hora, obviamente con el correr del tiempo producirás un daño innecesario. Además, la gente debiera preferir audífonos externos por sobre los auriculares, que van en el conducto, porque son menos dañinos, protegen el oído y lo aíslan del ruido exterior, requiriendo así un volumen más bajo”.

De igual manera, planteó el médico, es esencial que ante cualquier anomalía auditiva se consulte prontamente al especialista para un estudio y manejo oportuno, al igual que en caso de un cuadro agudo de otitis o infeccioso que se prolongue en el tiempo o que se presente de manera reiterada, ya que puede ser causa de alguna afección en la vía auditiva. “También es importante cuidarse de algunos medicamentos que pueden dañar el oído. Los profesionales de la salud advierten sobre su uso antes de recetarlo. Generalmente el tinnitus se desarrolla a lo largo de los años y es silencioso. Si en la familia hay antecedentes de este tipo, es recomendable hacerse chequeos preventivos para ver en qué condiciones está el oído”, sugirió.