La comida chilena se destaca por contener una variedad de alimentos, a través de los cuales se pueden obtener ricas preparaciones con diferentes técnicas de cocción, como al vapor o al horno. ¿Cómo mantener una dieta saludable en cuarentena? Esto resulta fundamental, ya que una dieta con horarios de alimentación definidos y que incorpore los nutrientes necesarios, junto a la actividad física, son dos medidas complementarias para mantener una rutina saludable en periodo de confinamiento. 

“Una persona debe comer cada 3 a 4 horas, lo que se traduce en desayuno, colación, almuerzo, once y cena. Esto ayudará a bajar la ansiedad y a evitar picotear alimentos de alto contenido calórico a lo largo del día. Es importante recordar que las comidas dependerán de la zona en la cual resida la persona, ya que el norte, centro y sur del país presentan preparaciones propias según la disponibilidad de alimentos”, explica Macarena Araya, nutricionista Jefe de Clínica Bupa Santiago. 

Las preparaciones chilenas que se deben preferir

De acuerdo con la especialista, la comida tradicional es balanceada siempre y cuando se combinen las preparaciones. “Por ejemplo, si uno se come de entrada una empanada, de plato de fondo un pastel de choclo y de postre mote con huesillo, toda la combinación resultará en una alimentación calórica”, afirmó la Macarena Araya.

Por ello, resulta importante mantener una variedad de distintos tipos de alimentos tales como frutas, verduras, carnes, entre otros, además de elegir comidas preparadas al vapor, al horno o a la parrilla y evitar aquellas que son fritas. También, realizar actividad física ayudará a generar un gasto calórico que contribuirá a mantener un peso saludable y cuidar la salud mental.

De esta manera, mezclar preparaciones de forma variada, como una ensalada a la chilena, con porotos granados y de postre solo huesillos, deriva en una dieta equilibrada. Para la especialista Macarena Araya, “siempre es importante la combinación de distintos platos, tanto al almuerzo como a la cena”, donde algunos ejemplos de preparaciones chilenas ideales para el confinamiento y con un alto atractivo nutricional son:

Ajiaco

Cazuela de ave o vacuno

Charquicán

Humitas

Pastel de choclo

Pastel de papas

Porotos granados

Tomaticán