Aunque en el país y el mundo hay más de 20 métodos anticonceptivos, el más popular entre todos los de tipo hormonal sigue siendo la píldora, la que alcanza el grado de “muy eficaz”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), efectividad que los ginecólogos sitúan en el 99%. ¿Por qué puede fallar la píldora anticonceptiva? Hay ciertos factores externos que restarían puntos a su efectividad, permitir un escape ovulatorio y aumentar  el riesgo de embarazo. Jorge García, químico farmacéutico -director técnico de Gedeon Richter Chile– detalla esas variables.

Olvido. Quien olvida una píldora anticonceptiva, aunque consuma dos al día siguiente, no logrará garantizar su efectividad. Y es sabido que el riesgo de embarazo por olvido del anticonceptivo será mayor si ocurre durante los primeros 14 días del ciclo, que si esto sucede en los últimos 7 días.

Falta de hábito. La toma diaria de un anticonceptivo oral asegura su eficacia. En este sentido, el “hábito es muy importante para logar lo anterior. Tanto es así, que dentro de lo que se vende en el mercado algunas combinaciones contemplan la presencia de comprimidos ´placebo’ para mantener dicha rutina”, comenta el director técnico de Gedeon Richter Chile. En tanto, la idea de tomar la píldora a una hora fija es para “acondicionar” al organismo a una misma carga hormonal, permitiendo un adecuado tratamiento y efecto esperado. “Dadas las bajas cargas hormonales, los olvidos reiterados de la ingesta de la pastilla a la hora correspondiente, podrían, eventualmente, poner en riesgo su eficacia”, agrega García.

Síntomas de vómitos y diarreas. Ante episodios prolongados de vómitos y diarreas, habrá problemas en la absorción del anticonceptivo oral. “Cuando una usuaria de la píldora presenta dichos malestares, es importante atenderlos en su real dimensión, porque van en contra del proceso farmacocinético normal esperable de la combinación anticonceptiva al momento de su administración”, advierte Jorge García. Entonces, cuando una mujer presenta esos síntomas, puede que no obtenga de la píldora el efecto esperado. ¿Qué se hace al respecto? “En presencia de diarrea y vómitos, en el lapso de 2 horas posteriores a la toma del anticonceptivo oral, se debe repetir la dosis para evitar la pérdida de cobertura por el cuadro digestivo”, agrega.

Ingesta conjunta de alcohol. “El alcohol interfiere de manera muy importante a la hora de determinar el efecto de todo medicamento y los anticonceptivos orales no escapan a ello”, reconoce el químico farmacéutico.  De este modo, es muy importante evitar la ingesta de alcohol en forma conjunta con la “píldora”, para no incrementar el riesgo de un embarazo debido a una mala efectividad de un fármaco a la luz de un factor externo conocido, pero no controlado.

Uso de otros medicamentos. Algunos grupos de medicamentos pueden interferir fuertemente sobre la acción esperada de los anticonceptivos orales, entre ellos, los que se utilizan para tratar la depresión y la ansiedad.

Antibióticos: Rifampicina, Penicilina, Amoxicilina, Ampicilina, Tetraciclina, Cotrimoxazol, Griseofulvina, Nitrofurantoina, Metronidazol y Miniciclina. Comúnmente recetados para el tratamiento de infecciones bacterianas.

Anticonvulsivantes: Fenobarbital, Fenitoína, Topiramato. Se utilizan para prevenir o interrumpir las crisis epilépticas o convulsiones

Benzodiacepinas: Alprazolam, Diazepam. Medicamentos psicotrópicos (es decir, actúan sobre el sistema nervioso central) con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.

Inhibidores de la bomba de protones: Lansoprazol, Pantoprazol, Omeprazol. Utilizados para reducir la cantidad de ácido gástrico producido por glándulas en el revestimiento.