Existe un período fértil regido por la edad biológica. ¿Qué significa un embarazo antes de los 20 años y, luego, después de los 40?, son edades en los extremos de este período y es muy diferente a lo que puede ser en edad media de la fertilidad.

“Antes de los 20 años y después de los 40 aumentan los riesgos maternos y fetales, tema que las mujeres deben tener en consideración”, explicó el doctor Eduardo Faúndez, médico jefe de Ginecología y Obstetricia de Clínica Bupa Santiago.

De acuerdo a lo que detalló el especialista, en el embarazo temprano, antes de los 20 años, puede existir mayor riesgo de enfermedades cromosómicas, como el Síndrome de Down, y de patologías maternas, como la preeclampsia, que en estas pacientes puede ser especialmente severa. “También hay mayor riesgo de parto prematuro. Sin embargo, es importante señalar que en Chile ha bajado la cantidad de embarazos en este grupo de edad en los últimos 10 años, llegando casi a la mitad”, aseguró el experto de Bupa.

Asimismo, después de los 40, el embarazo se vuelve complejo, porque comienzan a hacerse más frecuentes enfermedades concomitantes como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial e hipotiroidismo. Paralelamente, hay también mayor riesgo de enfermedades producidas por el embarazo como diabetes gestacional y preeclampsia. “Igualmente, hay que considerar que la fertilidad disminuye drásticamente después de los 40 años, llegando la probabilidad de embarazo espontáneo a ser tan baja como 5% por ciclo en alguno estudios”, mencionó el doctor.

En este grupo etario hay más riesgo de aborto espontáneo durante el primer trimestre y de enfermedades congénitas, cardiopatías y aneuploidías (como el Síndrome de Down). “Si como especialistas en ginecología y obstetricia debiésemos aconsejar sobre la pertinencia o no de buscar embarazo sobre los 40 años, nuestra respuesta tendría que ser evasiva. Sin embargo, sabemos que los cambios sociodemográficos de las últimas décadas han hecho que muchas mujeres posterguen su maternidad en pos de conseguir logros personales y de carrera. Así, se hace cada vez más frecuente verse enfrentado a pacientes que buscan su primer embarazo después de los 40 y a quienes no podemos negarles esa posibilidad”, afirmó Faúndez.

20–30 años es la edad ideal

Desde la perspectiva puramente biológica, los médicos consideran ésta como la década de excelencia para buscar un embarazo. Es un período de la vida en que en general se goza de excelente salud, la fertilidad es muy alta y los riesgos de patología materna y fetal son muy bajos. “Asimismo, entre los 30 y 40 años, es muy buen momento para buscar embarazarse, posiblemente en una etapa de la vida de mayor madurez y logros, con bajo riesgo de salud materna y fetal. Pero debe considerarse que posiblemente cueste unos 4 a 6 meses más conseguir embarazo que en la década anterior, por el envejecimiento progresivo de los óvulos”, puntualizó el ginecólogo.