Solo la mitad de la población infantil desarrolla fiebre, síntomas respiratorios o gastrointestinales. Los niños manifiestan menos intensidad sintomática covid–19. “Se ha visto que el virus utiliza un receptor llamado ACE2, presente en diversos tejidos para unirse y comenzar su multiplicación. En los niños existe menor número de estos receptores y estarían menos maduros que en los adultos, razón por la cual los virus tendrían menor posibilidad de unirse, multiplicarse e invadir al huésped”, según explicó la pediatra y médico jefe de Pediatría de Clínica Bupa Reñaca, Dafne Secul.

“Los niños se enferman frecuentemente por otros coronavirus que producen cuadros de resfríos, lo que genera en ellos que exista algún grado de inmunidad cruzada que les permite defenderse mejor del virus. Esto, a su vez, explicaría que dentro de este grupo etario los que enferman más gravemente son los menores de un año, que por su edad han tenido menos exposición a otros coronavirus”, indicó la especialista.

Sobre la posibilidad de contagio en recién nacidos, la pediatra mencionó que es posible si la madre y adultos con quienes tenga contacto la guagua estén infectados: “En el caso de un niño que nace de madre covid–19 positiva, se separará transitoriamente al recién nacido de la progenitora, se alimentará con fórmula y se le realizará examen de PCR dentro de las primeras 24 horas, y a las 48 horas de nacido, si el primer examen fue negativo. Según esos resultados y los síntomas que presente se determinará el momento del alta y cuándo puede iniciar la lactancia materna”.

Para prevenir el contagio de covid–19 en niños y especialmente en recién nacidos, la principal recomendación que hace la médico de Clínica Bupa Reñaca es evitar los contactos sociales y las visitas de familiares. Para que los padres puedan detectar las señales de contagio de manera precoz, atender y poner en cuarentena a un niño contagiado con el nuevo coronavirus, deben estar atentos a los siguientes síntomas:

·         Fiebre superior a 37,8 grados.

·         Tos.

·         Dolores musculares.

·         Diarrea.

·         Dolor de cabeza.