Aires de primavera en Pucón

Un rincón de diseño, paz y gastronomía preferido por los amantes de la buena vida de todo el mundo, perfecto cuando ya se sienten «Aires de primavera en Pucón». Antumalal Hotel es un espacio diseñado para descansar y disfrutar de nuevas experiencias en torno a un impactante paisaje, jardines de ensueño, comida rica y espectaculares paseos por una región bendecida. ¿Qué mejor que llegar a un lugar confortable y atento, donde reina la arquitectura, el paisaje y la comida rica?

De arquitectura inspirada en la Bauhaus, hotel Antumalal está reconocido como uno de los mejores destinos turísticos del país. Con una cocina prometedora, hecha para disfrutar de los productos de la zona que, elaborados por artesanos locales, son característicos de la carta del Restaurant Parque Antumalal.

Paseos para todos los gustos. Senderos, caídas de agua y miradores que se encuentran en sus 5 hectáreas de parque, bosque nativo y jardines, para luego ir a disfrutar en Spa Antumaco, relajándose en su pileta de agua temperada entre rocas y líquenes, en el jacuzzi al aire libre, la piscina o en el sauna con vista al lago. Un día perfecto, que puede terminar en el bar Don Guillermo o en el Salón principal, en una amena conversación entre vinos o cócteles y una tabla de quesos de la zona junto a la chimenea.

Recomendados

Desayunos. Frutas frescas de la temporada, panes, pastelería, granola y mermeladas hechas en casa, jugos naturales, café exprés, tés e infusiones, además de huevos y omelettes a gusto, se disfrutan por las mañanas con la vista panorámica al lago que abre horizontes y te invita a salir de paseo.

Nueva Carta. Para quienes gustan de las carnes, el medallón de filete Angus con puré de castañas, el ciervo asado sobre camotes grillados y chutney de membrillos o un tomahawk a la parrilla, que es el lomo vetado con hueso -para darle más sabor a la carne-, acompañado de verduras grilladas, mantequilla de ajo y romero.

En cuanto a pescados y mariscos, sabroso es el chupe de jaiba y sus propuestas como la merluza austral con papa nativa pisada, crema de arvejas y sal de prosciutto de Juan Pastene o la trucha con puré de habas y croquetas de jaiba de la zona. Todos los platos principales vienen con acompañamientos novedosos y buenas opciones de vinos para maridar.

Pastas, recomendamos los ravioles de cordero, los tortellini de queso de cabra y zapallo o los fetuccinis “Puro Mar”, al igual que sus 4 opciones de novedosas ensaladas, sus especialidades para compartir o sopas, pensadas en satisfacer todos los gustos, dietas y preferencias. No puedes dejar de probar sus postres, como el cheesecake con marmoleado de dulce de leche, el volcán de chocolate con helado de maracuyá, las peras al vino con crema de anís y praliné de avellana; imperdibles son los churros con salsa tibia de chocolate y almendras acarameladas.