Fundación de apoyo a los niños con cáncer

«Todo es posible”, fundación de apoyo a los niños con cáncer… un sueño hecho realidad gracias a la fuerza, buena energía y tesón de una madre que no se rindió frente al diagnóstico (2018) de su hija Pascuala, 3 años de edad. ¿Sabías que en un año hay aproximadamente 450 niños diagnosticados con cáncer?

Ornella Alessandrini (37 años) encabeza la cruzada «Todo es posible” que nació al enfrentar el cáncer de su pequeña; Ornella se apoyó en terapias alternativas como complemento a la medicina tradicional y al comprobar los buenos resultados, quiso entregar igualdad de oportunidades a otras familias que estuvieran pasando por lo mismo. “Es imposible saber qué fue lo que sanó a Pascuala, pero sé que las terapias complementarias ayudaron a llevar el proceso de una manera más positiva, abren oportunidades de mejoría para el niño y  para toda la familia. Mucha gente se manifiesta reticente a estas técnicas… mi experiencia es que en conjunto con la medicina tradicional aportan buena energía y eso es un pilar importante en una situación de cáncer…»

¿Cómo descubriste que tu hija estaba enferma?

Todo fue muy rápido. El tumor a la Pascuala se lo descubrí haciéndole una masaje un sábado en la noche porque le dolía su guatita;  fue ahí que le toque el bultito que me pareció extraño y le saque una foto para mandárselo al pediatra, quien me dijo que se lo revisáramos el lunes. Fui el lunes, la examinó muy bien y me mandó a hacerle una ecografía, pero dijo que el me quería acompañar. Ahí supe que algo no andaba bien. Le encontraron un tumor de 10 cm más una pericarditis aguda, lo cual era gravísimo.

¿Cómo fue el proceso clínico?

Comenzó con quimioterapia, después operación y terminó con radioterapia por prevención. El proceso clínico de la Pascu fue bien particular, siempre hicimos todo para que ella lo sintiera ´cómodo´,  le compramos poleras porque odiaba las batas de la clínica, le llevábamos actividades para que se entretuviera en su estadía en la clínica, éramos flexibles en su alimentación -el objetivo era que comiera-, fuimos honestos, le contamos todo con su lenguaje, para que comprendiera lo que estaba viviendo, le dijimos que los químicos era ´brillitos´ que entraban a su cuerpo buscando la masa para achicarla.

Su doctor nos dijo que una de las cosas más importantes era el ánimo, ya que si el ánimo se mantenía arriba las probabilidades de que el tratamiento funcionara eran más altas y esa fue la meta a seguir; eso mismo nos motivó a buscar terapias alternativas y medicina antroposófica.

¿Qué terapias complementarias usaron?

Flores de Bach, reiki, metafísica, decodificación, ancestrología y péndulo. La idea era trabajar en conjunto con la medicina tradicional y hacer que se sintiera lo mejor posible durante todo su tratamiento.

¿Cómo se puede acceder a la fundación «Todo es posible”?

Actualmente contamos con algunos profesionales que trabajan en conjunto para apoyar a los niños y sus familias. Como es un proyecto que está partiendo, estamos buscando más profesionales que quieran ayudar de corazón a los niños que tienen cáncer. Las familias que se quieran contactar con nosotros lo pueden hacer a través de nuestra página web «Todo es posible” , así los contactamos y nos reunimos para conocer caso a caso y contarles cómo funcionamos y lo que hacemos.

Hoy estamos enfocados en darnos a conocer, para tener la mayor cantidad de socios y colaboradores, y así obtener recursos que nos permitan apoyar a más niños.

@funtodoesposible / Instagram: @funtodoesposible