Está demostrado científicamente que el abrazo tiene un gran poder sanador entre las personas y puede entregar una gran sensación de bienestar. Sin embargo, ¿qué pasaría si abrazas los muros de tu casa? La terapia 7 abrazos que cambian tu energía en momentos de crisis puede cambiar tu vida en cuarentena, incluso si vives solo.

Un abrazo es curar. Según recientes estudios científicos, abrazar puede liberar endorfinas provenientes del cerebro, generando una sensación de bienestar, reducir el estrés y la ansiedad, la presión arterial, fortalece el sistema inmunológico, mejora el sistema cardiovascular y mejora nuestro estado de ánimo. 

¿Sabías que un abrazo no sólo es bueno si se lo das a una persona? Así lo explica Fabiola Escobar, terapeuta y experta en Programación Neurolingüística, quien nos enseña la terapia de los 7 abrazos, los que pueden cambiar tu energía durante un día común y corriente de cuarentena, o en esos momentos en que ya no puedes seguir adelante porque te faltan fuerzas.  

¿Qué es PNL? La Programación Neurolingüística (PNL) es una metodología a través de la cual llegamos a conocer cómo es nuestra realidad y qué nos gustaría cambiar. Nos permite indagar en nuestro mundo interior para llegar a descubrir grandes recursos internos y nos enseña la forma de poder utilizarlos para transformar la realidad y crear la vida que realmente deseamos vivir.

“Un abrazo es un acto de curación práctico y rápido que podemos realizar. Muchos autores y autoras han descubierto el significado, el estímulo y los sentidos y resultados beneficiosos de un abrazo. Una terapia simple, en cualquier momento de día, cuando lo necesitemos. Estos son gestos, estudios que tienen el único propósito de cambiar tu energía y te puedas sentir sana. Y hacerlo, cambia tu cuerpo físico, por lo tanto, se automatiza un lenguaje nuevo”, señala la terapeuta en Programación Neurolingüística, coaching y grafología.

La experta nos entrega un listado de 7 tipos de abrazos y su significado, además de cómo cambia la energía con cada uno de ellos: 

1-      Abrazar a un bebé: al abrazar a un bebé cambia tu energía. El bebé durmiendo, o cuando está tranquilo. Si lo abrazas y lo contienes es impresionante como cambia la vibración de tu cuerpo. 

2-      Abrazar un árbol: genera en ti un cambio de energía muy grande, ya que la raíz del árbol, el tronco y el follaje, tienen distintas vibraciones. Abrazar el tronco te genera un magnetismo y un intercambio energético y una gran calma. En muchas terapias se les pide a los pacientes abrazar árboles. 

3-      Abrazar una pared: abraza la pared de tu casa y bésala. Es recomendable cuando las personas están muy peleadas en sus casas y muy enojadas. En esos momentos están siendo desagradecidos sin darse cuenta. Al abrazar la pared de tu casa y darle un beso, le das además las gracias por estar en ese lugar, porque tienes un lugar, hay un espacio que te contiene. 

4-      Abrázate a ti y besa tus manos: a través del beso de las manos del otro, o de uno mismo, hay un intercambio vibracional, más que de amor, de bondad. Lo hacemos con los bebés, pero no con las personas mayores y el cambio de energía es inmediato. 

5-      Abraza tu dinero: bendice también tu dinero, cuando lo veas en la cuenta, abraza el monitor de tu computador, o un cheque, un documento, abrázalo. Haz un intercambio de energía de gratitud, que gracias a ese dinero estás donde estás.

6-      Abraza la foto más linda de ti: elige la foto más linda que encuentres y abrázala. Es un momento de curación para ti. 

7-      Abraza un mapamundi: el mundo lo que más necesita son abrazos, al realizar este gesto simbólicamente, haces que tú también te sientas amado, protegido y contenido.

Más sobre Programación Neurolingüística, en las Máster Class y artículos relacionados con técnicas de PNL AQUÍ, donde se puede acceder a cursos de valoración personal, salud, dinero, amor y grafología.