Olivia Panadería nace del emprendimiento de Olivia Betancourt, una mujer que no encontró en el mercado buenas alternativas para alimentarse sanamente y con ricos sabores. Después de vivir por 10 años en Venezuela, regresó a Chile y la adaptación fue dura, ella y su familia aumentaron de peso, presentaron enfermedades derivadas de esto y sintieron la ausencia de comida sana y con sabor; así decidió cocinar ella y eso la inspiró para luego poner en marcha su proyecto: Panadería Olivia’s, masas saludables.

¨Nos fuimos a vivir a Venezuela en el 2006 y regresamos el 2016, dejando sueños y grandes amistades, fue volver y partir de cero con mucha nostalgia. Llegamos a Chile acomodándonos a nuevos hábitos y como familia, el incremento del peso fue tan grande que yo comencé a preparar nuestra propia comida más sana y más rica, con el fin de detener este proceso que nos estaba deteriorando. Después, se me ocurrió comenzar a vender, porque los sabores eran exitosos y me di cuenta que hay mucha gente con alergias alimentarias que ya buscaba alimentos más sanos, pero también sabrosos”, cuenta Olivia.

Ella ha desarrollado una línea de productos sin gluten, sin lactosa, sin caseína y sin azúcar, más otros veganos. Las preparaciones son recetas suyas, en un 90% y hay un 10% que confiesa, fueron heredadas.

“En Chile, a pesar de que somos los mayores consumidores de pan en Latinoamérica, la calidad no es buena y por lo tanto, no llega a ser saludable. Yo tengo títulos de panadera, pastelera y repostera, estudié 4 años que me sustentan en cada una de las preparaciones que voy integrando a mi cocina, me preocupo de estar estudiando siempre para no bajar la calidad de los productos”, explica “la Oli”, como la llaman sus amistades.

Panadería Olivia’s partió en un córner en el Mall Los Dominicos que fue muy exitoso por el boca a boca. Llegó el estallido social y luego el cierre por COVID, los mismos clientes animaron a la Oli para repartos a domicilio y como es una emprendedora de tomo y lomo, decidió ir más lejos, abriendo un nuevo local… sí, en medio de la pandemia, Olivia’s abre su sucursal en Manuel Barrios 5006, Las Condes, con delivery y atención a público, respetando todas las normas de sanidad.

“En un principio nos costó mucho, como todos, estábamos golpeados… pero el apoyo de los clientes del mall hizo que comenzáramos con entregas a domicilio, lo que fue sumando nueva clientela. Aunque suene cliché, mi receta es el amor infinito, ese es el ingrediente que hace que uno tenga la energía para proyectar el futuro. Mi principal motor, es mi hija Sofía”, declara Olivia Betancourt.

¿Qué consejo les darías a otros emprendedores que tienen muchas ganas de partir y no se atreven? “Que sólo se escuchen a sí mismos y que no tengan miedo, porque cuando uno realiza lo que lo hace feliz, todo es más fácil; independiente de esto, el camino del emprendedor no es sencillo, pero con perseverancia los objetivos se alcanzan. Hay que atreverse porque las satisfacciones son infinitas”, concluye.