Definitivamente, Fitbit Luxe es un pequeño lujo. Después de usar el nuevo monitor de salud de Fitbit, por más de un mes, hay que destacar la sensación de comodidad y un delicado diseño. Su carcasa es de acero inoxidable de perfil delgado y viene con una correa de silicona -en diferentes colores-, o bien, se puede comprar una pulsera original de eslabones o cuero. Al ser grácil y con bordes curvos, funciona perfecto en muñecas finas, casi no se siente llevarlo puesto -imperceptible si duermes con él para monitorear el sueño- y es un excelente complemento para cualquier outfit, dada su estilizada forma.

Sin duda, una pulsera de actividad donde prima el diseño y la moda, manteniendo las prestaciones de salud que caracterizan a la marca, sin ir más lejos, se parece mucho al Fitbit Sense en un ‘tipo’ más glamoroso y elegante. 

Hablando de sus funciones…

Monitoriza continuamente la actividad y detecta hasta 20 modos de ejercicio, perfecto si necesitas motivación e ir subiendo en objetivos deportivos. Otro plus, entrega herramientas para un mejor manejo del estrés, además de registrar el sueño. Desde la APP de Fitbit se pueden ir analizando gráficos con información que registra la pulsera, estos datos permiten ir mejorando la calidad de vida. Otra medición importante, el ritmo cardiaco y la variabilidad de la frecuencia cardiaca. También registra salud menstrual y saturación de oxígeno. Además en el día a día, muestra las notificaciones de llamadas, mensajes de texto y aplicaciones. Sumergible hasta 50 metros, por lo que también puede ser utilizada para natación. No cuenta con GPS ni NFC.

Fitbit Luxe tiene una pantalla AMOLED que entrega “colores vívidos”, algo muy útil dado que la pulsera es pequeña y se puede ver muy bien la información. El panel es táctil, funciona muy bien, incluso si está un poco mojado, hay que decir que no trae ningún botón adicional, pero la navegación resulta intuitiva. 

¿Cómo navegar con su dispositivo?

  • Levante la muñeca para activar automáticamente la pantalla y ver la carátula del reloj. 
  • Deslice hacia arriba desde la carátula del reloj para acceder a la aplicación Hoy y ver la fecha, el porcentaje de batería y sus estadísticas diarias (pasos, distancia, minutos de la zona activa (AZM), calorías quemadas, actividad por hora, frecuencia cardiaca (FC) y frecuencia cardiaca en reposo (RHR), duración del sueño y puntación del sueño, ejercicios completados y seguimiento de la salud menstrual.
  • Deslice hacia abajo para acceder a los modos y configuraciones, incluido el brillo, el bloqueo de agua (evita que la pantalla se active mientras se encuentra en el agua, es decir, en la ducha) y la configuración para ajustar la pantalla, activar/desactivar los modos silenciosos (es decir, no molestar, modo de suspensión) y más.  
  • Deslice hacia la izquierda o hacia la derecha para acceder a Notificaciones, Ejercicio, Respiración Guiada Relax, Alarmas y Temporizadores, Toque para seleccionar o desplácese hacia arriba para ver las opciones.
  • Toque dos veces con firmeza la parte superior de la pantalla dos veces en cualquier momento o en cualquier aplicación para volver a la carátula del reloj. O bien, deslice hacia la derecha en la mayoría de las pantallas para retroceder en el menú o volver a la carátula del reloj.

Fitbit Luxe promete hasta cinco días de autonomía, que dependerán del usuario; el registro cardiaco continuo gasta un poco más de batería. La experiencia con esta pulsera es muy agradable, el mejor consejo es ir descubriendo sus prestaciones. Con suscripción a Fitbit Premium se pueden obtener más funciones de salud y métrica más precisas según los requerimientos personales.

Esta pulsera de actividad es la más elegante que ha lanzado Fitbit, perfecta para mujeres que quieren realizar un seguimiento de actividad y bienestar sin dejar de lado estilo+moda.