Y por qué la presentación: AirPods Pro, un buen partner en pandemia, simple, es época en que muchos estamos con teletrabajo y se hace difícil aislarse en el propio hogar, muchas veces con hijos y en espacios reducidos o cuando ya no te quedan lugares que colonizar con la oficina itinerante…. Se agradece enormemente la “cancelación de ruido”, la característica que más destaca en el nuevo modelo de los AirPods, sin dejar otros muchos detalles que hemos descubierto con un par de meses de uso.

A primera vista, cambia el formato de la caja, un poco más alargada y ahora se abre por el costado, algo muy cómodo para quienes suelen guardar el estuche en el pequeño bolsillo delantero de los pantalones, porque los de primera y segunda generación, algunas veces se abrían al sacarlos de este lugar. La caja sigue siendo muy cómoda, un poquito más grande tal vez, pero rápidamente uno se adapta. El diseño de los AirPods Pro es más corto que los anteriores, pueden resultar más o menos atractivos a la vista, eso sí, como auriculares in-ear son un éxito, se adaptan a la perfección a la oreja, incluye 3 tamaños de almohadillas para que el usuario escoja la mejor sujeción (aunque hay algunas personas que no funcionan bien con los  auriculares in-ear). Y, después de varias pruebas, en movimiento y haciendo “de todo”, podrás declarar que realmente son seguros, no se caerán de la oreja, algo que a muchas personas les genera aprehensión.

Controles de mando. En esta nueva versión ya no solo hay que dar toques para pasar de una pista a otra, hoy los comandos están al apretar la patita del AirPods Pro; si fuiste usuario de primera o segunda generación, esto te puede parecer ajeno en un principio, pero al tiempo se agradece porque nunca más se tienen cambios involuntarios por un roce casual.

Cancelación de ruido, lo más importante

AirPods Pro presenta modo ambiente (o modo transparencia), cancelación de ruido y cancelación desactivada. Con todo desactivado es cuando se nota más la similitud con anteriores generaciones, aunque con la diferencia de que por su propio diseño (las almohadillas) te aisla un poco más, aunque no lo suficiente para que se pueda considerar que eso ya sea cancelación de ruido. Este modo es perfecto si no requieres de cancelación por estar en sitios con bajos niveles de ruido.

El modo ambiente. Permite escuchar la música o el audio que estés escuchando sin problemas, pero a la vez, dejas de oír lo que sucede fuera, aumentando los sonidos de tu alrededor.

Hay que destacar a los AirPods Pro como auriculares in-ear. Es difícil encontrar dispositivos que los superen es su categoría, obviamente hay otros de oreja más especializados y con mayores características, pero como in-ear estos son maravillosos. Si eres usuario que pasa largas horas trabajando en casa con bastante nivel de ruido y muchas veces en reuniones online… los AirPods Pro resultarán sin duda un nuevo mejor compañero, no te aíslan en una burbuja, pero disminuyen considerablemente el sonido exterior, lo que permite no perder la concentración si estás viendo o escuchando algo, es más, al desactivar la cancelación de ruido recién se pasa a tener consciencia de que estabas sin interrupciones. Perfectos además si viajas en algún medio de transporte, ya que te regalan efecto de privacidad.

Además, hay que destacar que son como son muy cómodos, prácticamente no se sienten en la oreja, se puede pasar mucho rato con ellos y aquí hay que agradecer la duración de la batería: aproximadamente 5 horas ininterrumpidas y solo con 15 minutos de carga en la caja, vuelves a tener 3 horas de autonomía. Esto significa que hay que tener la caja siempre cargada y así hay resguardo absoluto de mantener los AirPods Pro en funcionamiento, algo que probablemente se verá afectado con el tiempo de uso, porque el desgaste hace sus cosas con la batería de estos equipos, pero en un inicio son los tiempos reales de autonomía.

A destacar también en comparación con las otras generaciones, hoy los AirPods Pro sí son aptos para practicar deporte, ya que a diferencia de las anteriores versiones tienen resistencia al agua y al polvo, el sudor no los daña y puedes entrenar con ellos con una lluvia sin problemas, otro punto a favor.

En qué podríamos esperar algunas mejoras: el micrófono, que sí resulta más estable en comparación a las segunda generación, pero aún puede quedar un poco al debe para los más exigentes. En cuanto a la calidad de sonido, es buena y muchos pueden sentir que no difiere de los AirPods anteriores, aunque la cancelación de ruido mejora indiscutiblemente la experiencia.

Para finalizar, los AirPods Pro son sin duda excelentes para el uso diario (funcionan sin problema con android) y si requieres cancelación de ruido por tus actividades, definitivamente vale la pena el gasto.