HomeTENDENCIASBELLEZAConsejos para evitar un rubio "verde"

Consejos para evitar un rubio “verde”

La temporada de playa y piscinas es una combinación divertida, pero que puede tener efectos negativos en nuestro cabello si no lo cuidamos apropiadamente. Catalina Fernández, peluquera visagista, experta en colorimetría, entrega cinco simples consejos para evitar un rubio “verde”, deshidratación y lograr mantener la salud capilar. 

Bloqueador solar 

Tradicionalmente al hablar de bloqueadores solares pensamos inmediatamente en el cuidado de la piel, pero también existen bloqueadores que se pueden utilizar en el cabello y que vienen en formato spray o shampoo. Lo recomendable es durante esta época cambiar nuestro shampoo diario y buscar uno que cuente con un protector solar. 

Evitar exponerse directamente al sol 

Así como en la playa buscamos una sombrilla para protegernos del sol, lo mismo debemos hacer con nuestro cabello y evitar exponernos directamente a los efectos de este. Uno de los consejos es utilizar sombreros, especialmente si tienes una decoloración o pelo naturalmente claro, ya que de la misma forma que el sol afecta la piel, también afecta a nuestro cabello. 

No sumergir el cabello en playas o piscinas 

Parece extremo, pero uno de los consejos más importantes es evitar sumergirse completamente bajo el agua, tanto en playas como en piscinas, ya que esto puede generar alteraciones en la calidad del cabello, dejándolo quebradizo o con tonalidades verdes en el caso de las personas que tienen decoloración. Catalina Fernández, explica que: “los químicos que conlleva la piscina, y por la cantidad de sal presente en el agua de mar”. 

¿Cabello verde? Salsa de tomate 

En más de una ocasión las personas que se han decolorado el cabello han notado que después de las vacaciones su pelo adquiere un tono verdoso, si bien los tratamientos expertos son lo indicado para corregir esto, hay algunas soluciones momentáneas que pueden ayudar. La salsa de tomate o ketchup, puede neutralizar el color verde. Es importante la observación, cada 5 minuto ir chequeando el color de un mechón con un algodón húmedo, porque podría pasar a un tono rojizo…

Masajes, masajes y más masajes 

Si producto del impacto de las altas temperaturas el cabello está muy dañado, una solución es realizar masajes tanto hidratantes como reconstructivos, en el caso de quienes tengan una decoloración, se aconseja por lo menos una vez al mes y que sean intensos. De igual forma, lo recomendable es cortar el cabello cada tres o cuatro meses, y así evitar que el daño vaya aumentando. 

¡Ojo con los aceites capilares! 

Por último y como recomendación extra es necesario tener precaución al momento de aplicar aceites en nuestro cabello, ya que la exposición directa de estos al sol genera un efecto de “huevo frito”, lo que puede traer más daños que beneficios. 


Must Read