HomeNEWSACTUALIDADCuidemos la "guatita" en las fiestas de fin de año

Cuidemos la “guatita” en las fiestas de fin de año

En vísperas de Año Nuevo, las cenas familiares y los festejos masivos tienen un gran protagonismo, pero también pueden ser un foco de enfermedades por una mala manipulación, el uso de alimentos contaminados y altas temperaturas, por eso la invitación es a que cuidemos la “guatita” en las fiestas de fin de año. En este contexto, María Ester Bufadel, gastroenteróloga de Integra Médica, entrega las principales sugerencias para una correcta preparación y lo que debemos considerar para evitar intoxicaciones.

Durante este fin de semana se llevarán a cabo distintas celebraciones de Año Nuevo, desde cenas familiares a eventos masivos, que suelen incluir abundante comida. Es por ello que debemos poner especial atención en los alimentos que se consumen, como también en la calidad y origen de éstos, con el objetivo de mantener estándares sanitarios deseados y evitar las denominadas Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA).

“Una enfermedad transmitida por alimentos se genera a partir del consumo de alimentos contaminados por algún patógeno, como virus, bacterias, parásitos, metales pesados o sustancias químicas”, señala María Ester Bufadel, gastroenteróloga de IntegraMédica.

La mayoría de las causas de la contaminación de los alimentos está asociada a problemas en la producción, manipulación o almacenamiento, como también en la contaminación del medioambiente o en el consumo de alimentos crudos cuando se rompe la cadena de frío, sobre todo en esta época, en que las altas temperaturas pueden facilitar la multiplicación de patógenos. “La mala manipulación es una de las principales causas de este tipo de enfermedades, por ejemplo, cuando no hay una correcta higiene de manos o una limpieza adecuada de las superficies, generándose contaminación cruzada”.

Cuando acudir a un especialista

Entre los principales síntomas que se pueden identificar se encuentran las náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, e, incluso, fiebre en algunos casos. “Algunos de estos síntomas se pueden agravar, sobre todo en los grupos de mayor riesgo, como personas con enfermedades crónicas, pacientes con sistema inmune debilitado, niños pequeños, mujeres embarazadas o adultos mayores.

“Es muy importante acudir a un servicio de urgencias si es que algunos de los síntomas se mantienen por dos o tres días, como la diarrea, los vómitos persistentes, el aumento del dolor o en caso de que se presenten deposiciones con sangre”, afirma Bufadel.

La especialista enfatiza en la necesidad de reforzar los hábitos de higiene y consumir siempre alimentos e ingredientes de lugares establecidos y entrega siete recomendaciones para un consumo seguro de alimentos:

Recomendaciones para un consumo seguro

  • Lavarse las manos antes y durante de la preparación de los alimentos, antes de consumirlos, manipular dinero, toser o ir al baño. 
  • Beber solo agua potable, y en caso de no contar con ella, hervir agua del grifo por al menos 2 minutos. 
  • Lavar los alimentos que se van a utilizar, principalmente frutas y verduras.
  • No mezclar alimentos limpios con sucios o crudos con cocidos, para evitar la contaminación cruzada. 
  • Comprar alimentos en lugares establecidos, evitando la adquisición y/o consumo de alimentos preparados en la vía pública.
  • Cocer alimentos como carnes, pescados y mariscos siempre deben consumirse cocidos.
  • Conservar los alimentos en lugares limpios, refrigerados y tapados.

Must Read