Como usuaria de Apple Watch, me entretiene ver cada detalle que se despega de las series anteriores, desde ahí puedo resumir solo en una frase mi primera y mejorada impresión: “AWS7, más pantalla y mejor experiencia”, porque un pequeño cambio en la pantalla para mí resultó ser un gran paso…

El nuevo smartwatch de Apple trae modificaciones nada drásticas en diseño, pero suficientemente apetecibles como para no pasar indiferente. Más pantalla, mejor aprovechada, y aunque la esfera se incrementa con respecto a las anteriores, las correas encajan sin necesidad de comprar nuevas.

Se trata de un 20% más de superficie de pantalla, se reducen los marcos en un 40% —Apple Watch Series 7, de 40 a 41 milímetros y de 44 a 45 milímetros—, aumenta la resolución, mejora contraste y nitidez, sin sobresaturación.

Mantiene la tecnología LTPO y los 1.000 nits de brillo máximo y se ha aumentado hasta 500 nits el brillo de la pantalla Always-on; AWS 7 es más brillante en exteriores, hasta un 70% más, según Apple, y ciertamente se nota, porque es más fácil leer la pantalla a plena luz del sol sin necesidad de activarla. En lo personal y en el funcionamiento diario que le doy a este smartwatch (que para mí es como un asistente y entrenador personal), este cambio en la pantalla realmente lo estoy agradeciendo.

La pantalla más grande permite mostrar hasta un 59% más de texto, reduciendo los desplazamientos al leer mensajes de WhatsApp o correos electrónicos. También se han añadido tres nuevos tamaños de letra, una solución para cualquier persona con problemas de visión y es un motivo de agradecimiento para los usuarios que sufrimos consecuencias visuales por pasar tantas horas frente a una pantalla.

Hay que destacar que Apple Watch S7 mantiene los 32 GB de almacenamiento interno, todas las opciones de conexión inalámbrica, los chips W3 y U1, y todos los sensores de salud: 

  • Oxígeno en sangre para mediciones de SpO2.
  • Sensor de ritmo cardíaco y electrocardiograma (ECG).
  • Acelerómetro y giroscopio para la detección de movimiento y caídas.
  • Altímetro. 
  • GPS y GNSS para el seguimiento de los entrenamientos.
  • Brújula. 
  • Sensor de luz ambiental para ajustar el brillo de la pantalla de forma automática.

Conserva, además, la clasificación WR50 o, lo que es lo mismo, es resistente a inmersiones de hasta 50 metros.

Puede detectar un ritmo cardíaco inusualmente elevado o irregular, exposiciones prolongadas a sonidos que pueden afectar nuestra audición e incluso, pedir ayuda de forma automática en caso de caída.

Otras novedades

La autonomía no cambia, la duración total de la batería sigue siendo la misma que en modelos anteriores, aproximadamente, unas 18 horas (no ha cambiado desde el Series 3). Eso sí, esta nueva versión ofrece carga rápida, 33% más veloz que en anteriores modelos (equivalente a ocho horas de autonomía en ocho minutos), ideal para usarlo por las noches y medir calidad del sueño. La recomendación del fabricante es poner 4 minutos el reloj en el cargador rápido (que trae la nueva versión AWS 7), antes de que te lo coloques para dormir.

Indicaciones para carga rápida:

  • Debes usar el nuevo cargador USB-C que viene en la caja del Apple Watch Series 7.
  • Debes usarlo con un adaptador de al menos 5W.
  • El dispositivo debe tener menos del 80% de batería.

Cuenta con certificación IP6X, el nivel más alto de resistencia al polvo. Incorpora un nuevo cristal Ion-X un 50% más grueso en su punto más alto, con base plana que ayuda a mejorar la durabilidad y aumenta la resistencia al agrietamiento.

Mi experiencia con S7

Si hablamos de gadgets, los relojes inteligentes son uno de mis productos tecnológicos preferidos. Entre las principales razones por las que siempre estoy probando novedades: busco un aparato que me permita llevar el mejor registro de mis entrenamientos y que me motive a alcanzar los objetivos planteados; necesito que se pueda enlazar fácil y de buena manera con el celular y el computador, desde ahí el ecosistema Apple es perfecto, porque me soluciona la vida deportiva, laboral y familiar… me organiza en todas las áreas.

Con respecto a los entrenamientos, debo destacar que el Apple Watch Series 7 no consume más en estas modalidades, tampoco se calienta, ni siquiera en largas sesiones utilizando el GPS del reloj. Como en las versiones anteriores, el hardware está a la altura de lo esperado. Confieso que amé y agradecí su nuevo tamaño de pantalla con más luminosidad.

Llevo varios Apple Watch en el cuerpo, siento que este es un dispositivo que hace casi de todo a un nivel muy alto (te ayuda a entrenar, organiza tu día, es un asistente 100%). En dos por tres te acostumbras y dependes de él, y, aunque algunas veces las actualizaciones solo sean detalles como las del AWS 7, son detalles que sí marcan la diferencia. Es muy difícil prescindir de este reloj inteligente una vez que lo usas.